Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bratton deja la policía de Nueva York tras dos años de tensión

El alcalde Bill de Blasio le sustituye con el oficial que renovó las patrullas de barrio

William Bratton, comisario jefe de la NYPD
William Bratton, comisario jefe de la NYPD REUTERS

William Bratton se retira antes de lo esperado. El comisario jefe de la policía de Nueva York ya adelantó hace dos semanas que no seguiría en el cargo si Bill de Blasio renovaba para un segundo mandato como alcalde en 2018. Lo hará, sin embargo, en un mes para irse al sector privado y asesorar a ejecutivos de grandes empresas en materia de seguridad. Le sustituirá Jimmy O´Neill, el oficial que resucitó las patrullas de barrio para estrechar lazos con los vecinos.

La relación entre Bratton y De Blasio fue intensa durante los pasados 31 meses, pero especialmente desde diciembre de 2014, cuando dos agentes fueron abatidos en el interior de su coche patrulla en Brooklyn por un individuo que buscaba venganza por la muerte a manos de la policía de los jóvenes negros Eric Garner, en el barrio de Staten Island, y Michael Brown, en la ciudad de Ferguson.

Se abrió en ese momento una crisis profunda entre el cuerpo de policía y el alcalde, que puso en evidencia el daño que había creado la compleja relación con las comunidades a las que sirve. O´Neill emergió entonces como el arquitecto del programa que trata de construir un puente entre ambos. “Es la persona perfecta, de los mejor preparados y de los más respetados”, comentó Bratton.

Jimmy O´Neill, que empezó en el cuerpo en 1983 vigilando las estaciones y los vagones del metro por las noches, apostó por resucitar así las viejas patrullas de barrio. “Al ver un uniforme la gente se sentía segura”, recuerda el oficial, “estamos para servir y proteger a la gente, para salvar vidas”. Su visión es conseguir que los policías sean vistos como “amigos”, señaló William Bratton.

Esa relación, como indicó O´Neill, es vital para reducir el crimen y hacer frente a nuevas amenazas. “La relación es frágil, por eso debemos compartir responsabilidades. La reducción de la violencia solo funciona cuando trabajamos juntos”, reiteró el futuro comisario jefe. El cambio de mando se produce, además, en un momento en el que la amenaza terrorista obliga a evolucionar a las fuerzas de seguridad.

William Bratton pasará a ser asesor de la consultora Teneo, una firma que tiene lazos con los Clinton. Comunicó al alcalde su intención de retirarse el pasado 8 de julio, cuando analizaron la estrategia para los próximos seis meses. “El momento nunca es bueno pero el nuevo equipo está listo para asumir el mando”, aseguró. Bill de Blasio negó que el abandono se deba a los encontronazos que tuvieron en el pasado. “La crisis reforzó nuestra amistad”, concluyó.

Bratton, que inició si carrera en Boston y estuvo al frente también de la policía de Los Ángeles, deja la NYPD completamente blindada. El cuerpo de policía de Nueva York es el más grande de Estados Unidos. El mes pasado se presentaron los nuevos chalecos y cascos que equiparan las patrullas para proteger a los agentes ante incidentes como el de Dallas y Baton Rouge durante las protestas contra la brutalidad policial.