Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moscú anuncia la apertura de corredores humanitarios antes de la ofensiva final sobre Alepo

El Ejército sirio, con el apoyo de la aviación rusa, ha completado el cerco de la segunda ciudad del país

Civiles y 'cascos blancos' buscan supervivientes entre los escombros tras un bombardeo en Alepo.

Los Ejércitos ruso y sirio comenzarán una "operación humanitaria de envergadura" en la ciudad siria de Alepo, que implica la apertura de varios corredores seguros que permitirán a la población y a los guerrilleros que depongan las armas abandonar la urbe, según ha anunciado este jueves el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu.

"De acuerdo con las órdenes del presidente de la Federación de Rusia [Vladímir Putin], hoy se pone en marcha una operación humanitaria conjunta con el Gobierno sirio para prestar ayuda a la población civil", ha confirmado Shoigu a medios locales.

El Ejército sirio anunció este miércoles que había conseguido cortar todas las vías de suministro a los barrios del este de Alepo, controlados por los rebeldes que luchan para deponer al presidente Bachar el Asad. Al menos 250.000 civiles siguen viviendo en los barrios rebeldes de la ciudad milenaria, según fuentes gubernamentales. El mandatario sirio emitió, este jueves, un decreto que estipula el perdón total para "aquellos que lleven armas y estén huidos de la justicia si se rinden y las entregan" en un plazo de tres meses desde la publicación del texto. El decreto precisa que no se aplicará la medida a aquellos que ya tengan abiertos pleitos ante tribunales especiales contra el derecho personal, aunque no ofreció más detalles.

La aviación siria dejó caer desde el aire, este miércoles, miles de folletos en los que pedía la cooperación de la población civil y exigía la rendición de los distintos grupos rebeldes. La iniciativa del régimen de Bachar el Asad llega un día después de que Naciones Unidas anunciara su intención y su esperanza de reanudar las conversaciones de paz a partir de agosto. Los intentos previos de alcanzar una solución dialogada al conflicto han fracasado, en gran medida por el recrudecimiento de los combates en Alepo.

Moscú anuncia la apertura de corredores humanitarios antes de la ofensiva final sobre Alepo

La que fuera la ciudad más poblada de Siria antes de la guerra civil, lleva más de cuatro años dividida entre zonas dominadas por los grupos rebeldes y barrios controlados por el régimen o por las fuerzas kurdas. La ciudad multiétnica —con minorías como la kurda, la cristiana o la armenia— se mantuvo al margen de las protestas asociadas a la primavera árabe siria de 2011, las fuerzas del régimen supieron sofocar cualquier atisbo de revuelta. Sin embargo, cuando las protestas se tornaron en una cruenta guerra civil, Alepo pasó a ser uno de los focos, si no el más importante, de toda la contienda. Dominar la ciudad por completo sería una victoria muy significativa para el Ejército sirio.

Las distintas facciones rebeldes comenzaron a ocupar barrios del este de la ciudad a partir de 2012, llegando a estar muy cerca de controlar la urbe por completo. La intervención rusa en el conflicto sirio supuso un punto de inflexión y, desde principios de este año, las tropas gubernamentales comenzaron a avanzar hacia Alepo desde el norte. A principios de julio, la artillería de Bachar el Asad sitió de facto la ciudad, al impedir las entradas y salidas por Castello Road, la única carretera que los rebeldes seguían utilizando para introducir armamento y provisiones en los barrios que controlan. 

          Vídeo de la ofensiva del régimen sobre los barrios rebeldes de Alepo. / Agencia SANA

Los bombardeos rusos y sirios no han dejado de aumentar en las últimas dos semanas, causando decenas de víctimas civiles y convirtiendo la situación de los barrios rebeldes en todavía más dramática. Las distintas facciones rebeldes, lideradas por la coalición Fatah Halab y por el Frente Al-Nusra— filial de Al Qaeda en Siria—, han asegurado que tienen víveres para un máximo de diez días. Las disputas entre los distintos grupos sublevados se han evidenciado estas últimas semanas. Decenas de combatientes del Frente Al Nusra han llevado a cabo ataques suicidas contra tropas del régimen tratando de desbloquear la ruta de Castello Road, mientras que otras milicias consideraban que era una estrategia militar suicida y que había que tratar de romper el sitio avanzando por otras zonas de la ciudad.

Casi un millón de civiles viven en decenas de zonas cercadas de Siria según Naciones Unidas. El sitio de Alepo es el más grave por afectar al menos a un cuarto de millón de civiles. Más de 290.000 personas han muerto desde que comenzara la guerra civil hace más de cinco años, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, sito en Londres. Un mínimo de 4 millones de sirios se ha refugiado en otros países— principalmente Turquía, Jordania y Líbano— y más de 7 millones se han desplazado internamente, según la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información