Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 40 muertos en un ataque del ISIS en una ciudad siria de mayoría kurda

El grupo terrorista ha asumido la autoría del atentado en Qamishli, cerca de la frontera con Turquía

La escena del atentado en Qamishli, minutos después de la explosión.

Al menos 48 personas murieron este miércoles por la explosión de un vehículo cargado con explosivos en la ciudad siria de Qamishli, de mayoría kurda y próxima a la frontera con Turquía, según la agencia de noticias oficial del país, SANA. El atentado se produjo a las 09.23 hora local (06.23 hora GMT). El autodenominado Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ha asumido la autoría a través de la agencia de noticias Amaq, vinculada a los yihadistas.

Fuentes sanitarias en esa localidad dijeron a la agencia SANA que también hubo más de un centenar de heridos por ese estallido, que tuvo lugar en un barrio al oeste de la población. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, por su parte, rebajó la cifra de fallecidos a 37 -civiles y efectivos de las asayish, fuerzas de seguridad kurdas- y agregó que hubo 120 heridos.

La ONG explicó que el atentado, perpetrado con un vehículo cargado con explosivos, tuvo como objetivo un edificio del organismo de Defensa, perteneciente a la autoproclamada Administración autónoma kurdosiria. El Observatorio añadió que hubo una segunda explosión en un almacén de combustible, que alimentaba un generador eléctrico y proporcionaba corriente al lugar donde se ha registrado el atentado.

El ISIS ha asegurado, al reivindicar el ataque, que fue perpetrado por un suicida a bordo de un camión bomba.

Qamishli, ubicada en el norte de la provincia nororiental siria de Al-Hasaka, es la capital de facto de las zonas de la administración autónoma kurdosiria. La ciudad, una de las más multiétnicas de toda Siria, ya sufrió, hace poco más de medio año, otros atentados que causaron una veintena de muertes y cuyo objetivo eran las minorías cristianas, armenias, arameas y asirias.

El atentado de este miércoles tenía como objetivo atacar las posiciones kurdas, que en los últimos meses, apoyados por los bombardeos de la coalición internacional liderada por EE UU, han recuperado mucho terreno del Estado Islámico, que ya ha perdido prácticamente todo su territorio fronterizo con Turquía. 

Siria es desde hace más de cinco años escenario de un conflicto que ha causado la muerte de más de 280.000 personas, de acuerdo a las cifras del Observatorio. Más de 4.8 millones de sirios buscan asilo lejos de sus fronteras, mientras que casi 7 millones son desplazados internos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información