Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA

“Me preocupa que el discurso racista provoque agresiones a hispanos”

El nuevo Cónsul General de México en Los Ángeles, Carlos García de Alba, asume la misión diplomática más grande del país en los tiempos de Trump

El cónsul Carlos García de Alba, durante la entrevista en Los Ángeles.
El cónsul Carlos García de Alba, durante la entrevista en Los Ángeles.

El pasado miércoles, el nuevo cónsul general de México en Los Ángeles, Carlos García de Alba, se dirigía a esta entrevista caminando por un pasillo cuando le abordaron tres personas. Eran mexicanos que hacían fila en el Consulado General para alguna gestión. “Estaban preocupados. ‘¿Qué nos va a pasar?’, me dijo uno”. Lo cuenta como ejemplo de la tensión que se ha instalado entre la comunidad de inmigrantes mexicanos en California, la más grande en el exterior, a raíz de la retórica xenófoba del candidato a la presidencia Donald Trump.

 

García de Alba (Guadalajara, 57 años) asume la delegación diplomática más grande de México en el exterior en un momento complicado. No ha habido ningún problema concreto entre México y Estados Unidos, pero un solo candidato ha puesto el debate sobre la inmigración en el centro de la campaña electoral y ha trasladado la sensación de que la frontera está fuera de control y México es el responsable de la pérdida de empleos en EE UU. La preocupación entre sus connacionales, y en su propio Gobierno, es evidente.

García de Alba, el miércoles en el Consulado de México en Los Ángeles.
García de Alba, el miércoles en el Consulado de México en Los Ángeles.

“Ciertamente hay preocupación de que se pueda venir una embestida, no solo contra los indocumentados, sino contra los hispanos, aunque estén aquí legalmente, aunque sean ciudadanos. Porque el discurso de odio no distingue. Cuando alguien tiene un perfil racial de lo que es un hispano y lo ve por la calle, y está escuchando cotidianamente discursos racistas… ciertamente me preocupa que se puedan incrementar las agresiones”, afirma García de Alba.

Ese discurso ya ha tenido su impacto, por ejemplo, en la reorganización del servicio exterior mexicano. El pasado abril, el anterior cónsul en Los Ángeles, Carlos Sada, fue nombrado embajador en Washington. Con él cambiaron además 29 de los 50 consulados en Estados Unidos, la mayor red diplomática de un país en otro. “Digamos que el detonador (para los cambios) es ese (Trump). Hay una revisión que es más compleja que un solo candidato. Hay conciencia de que es el momento de comunicar más y mejor. La campaña del señor Trump nos dio pautas, fue un campanazo para nosotros. Estábamos un poco aletargados y creo que ahora hay una estrategia clara de tener una comunicación más profunda donde se diga, y no es un eslogan, que somos parte de la solución y no del problema. Nos han tratado de volver los malos de la película y los villanos”.

García de Alba ve la campaña de Trump como parte de un problema más global. La inmigración, afirma, no es solo el tema central en Estados Unidos, “es lo más importante del mundo”. “Se ha vuelto lo más importante en la agenda internacional. No hay otra forma de explicar el Brexit (la salida de Reino Unido de la UE) que no sea porque muchos británicos, desconociendo temas que eran más importantes, votaron por el tema migratorio. Creo que es riesgoso que sea el eje monotemático de las campañas electorales”.

El diplomático mexicano sabe bien de lo que habla porque solo 72 horas antes de la entrevista aún estaba en Dublín, donde ha sido embajador en la República de Irlanda y ha vivido la tensión de la campaña del Brexit en directo. “Irlanda sale tremendamente afectado”, afirma, tras ver que las peticiones de nacionalidad irlandesa se han disparado. “Imagínate la presión que se viene. Con Irlanda del Norte tendrán que establecer fronteras físicas, lo cual es deplorable”.

García de Alba se hace cargo ahora del enorme Consulado General en Los Ángeles. En una ciudad con un 49% de población hispana, la gran mayoría de herencia mexicana, el cónsul general es prácticamente un vicealcalde. “Es una pequeña república mexicana. Aquí tienes gente de Sonora y de Yucatán, viejos y jóvenes, empresarios, artistas… son cuatro millones de mexicanos de primera generación solo en el condado de Los Ángeles (la segunda mayor concentración de mexicanos después de Ciudad de México), hay unas 250.000 empresas que son propiedad o copropiedad de mexicanos. Los Ángeles es una pieza esencial de las relaciones internacionales de México”.

Más información