Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 80 muertos en menos de 24 horas en Yemen

Los bombardeos de la coalición liderada por Arabia Saudí contra los rebeldes y los atentados del ISIS se intensifican

Rebeldes hutíes exhiben sus armas en Saná, a finales de junio. Ampliar foto
Rebeldes hutíes exhiben sus armas en Saná, a finales de junio. AFP

Al menos 80 personas, entre ellas 37 civiles, han muerto en menos de 24 horas en Yemen, según fuentes militares y provinciales. A los bombardeos de la coalición internacional liderada por Arabia Saudí, se suman los enfrentamientos entre los rebeldes hutíes y las fuerzas progubernamentales. Desde que comenzara la intervención saudí hace poco más de un año, el conflicto ha causado más de 6.000 víctimas y casi tres millones de desplazados, según Naciones Unidas. 

Los bombardeos de la coalición internacional— de la que recientemente se ha retirado Emiratos Árabes Unidos— han causado la muerte a 34 personas, 17 de ellas civiles, en la región de Taiz, al suroeste del país. El ataque se produjo antes del amanecer y el objetivo fue un camión que transportaba armas para los rebeldes hutíes (chiíes y aliados de Irán). En la misma región, un atentado en un área residencial, perpetrado por los rebeldes, dejó una docena de víctimas, todas ellas civiles salvo un militar. 

Los enfrentamientos entre hutíes y fuerzas leales al presidente yemení, Abdrabbo Mansur Hadi, se han extendido por distintas regiones del país árabe. Al noreste de Saná, la capital yemení, al menos doce rebeldes han fallecido en una emboscada de las fuerzas progubernamentales. En la provincia de Marib (origen del mítico reino de Saba) cuatro soldados leales a Hadi han muerto por error al ser bombardeado el vehículo en el que viajaban. En el sur, al menos siete civiles han muerto en bombardeos de la coalición, "probablemente llevados a cabo con drones", según una fuente local. Fuentes militares han afirmado a EFE que al menos 50 rebeldes hutíes han sido abatidos desde el lunes en ataques progubernamentales.

A la frágil y violenta situación en Yemen hay que añadir la presencia en el sur de milicias radicales que han jurado lealtad al Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés). Al menos 42 personas murieron este lunes en una serie de atentados suicidas contra objetivos militares. Solo en la ciudad portuaria de Mukallah se produjeron cinco atentados, según el gobernador de de la región de Hadramut. Los yihadistas mantienen una fuerte presencia y controlan varias localidades de esta región. El director de la CIA calculó, hace unos meses, en "muchos centenares" los combatientes del Estado Islámico en Yemen.

Las partes beligerantes en el conflicto yemení acordaron el 10 de abril un alto el fuego que ninguna de las partes ha respetado. El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon confirmó este domingo que se estaban produciendo "violaciones muy graves" del alto el fuego y alertó de que "hay una escasez alarmante de comida y productos básicos. La economía yemení ha entrado en una fase de extrema precariedad".

Más información