Las protestas provocan escasez de combustible en las gasolineras de Francia

Más de 10% de las estaciones de servicio tienen problemas de suministros por el bloqueo de refinerías

Miembros del sindicato CGT bloquean con una barricada de fuego el acceso a una refinería en Fos-sur-Mer (sureste de Francia), este lunes.Foto: reuters_live | Vídeo: B. HORVAT (AFP) | REUTERS-QUALITY

El pulso entre los sindicatos y el Gobierno francés a cuenta de la contestada reforma laboral se encona semana tras semana. Las dos principales organizaciones de trabajadores han decidido ampliar y endurecer las protestas y las movilizaciones afectan ya a sectores estratégicos del país, como la producción y suministro de combustibles. Al menos 1.500 de las 12.000 gasolineras existentes en Francia sufren ya problemas de escasez, según reconoce en el Gobierno.

El secretario de Estado de Transporte, Alain Vidalies, se ha visto obligado a reconocer ese dato, pese a que a finales de la pasada semana insistía en que estaba garantizado el suministro. Para lograrlo, los gendarmes actuaron durante el fin de semana en varias refinerías para romper los bloqueos a los que son sometidas desde hace siete días por camioneros en huelga contra la reforma laboral.

Más información
La dura reforma laboral de Hollande ahonda la división en la izquierda
El descontento social asoma en Francia con huelgas de taxistas, controladores aéreos y docentes
Hollande decreta en Francia el “estado de excepción contra el paro”

El ministro de Finanzas, MIchel Sapin, ha calificado de "ilegítimos" los bloqueos a los centros de refinado de combustibles, mientras el jefe del Gobierno, Manuel Valls, ha advertido que el Ejecutivo está listo para emplear la fuerza y levantar los bloqueos.

La situación se ha agravado porque la CGT, el principal sindicato, pidió el viernes a sus afiliados que también hicieran paros los empleados de las refinerías. Al descenso de la producción por los bloqueos se han sumado esos paros. Como consecuencia, en seis de las ocho refinerías del país hay paros, según datos de la CGT.

Los principales problemas de suministro se registran en estaciones de servicio del Oeste –sobre todo en Normandía- y en el Noroeste, pero los sindicatos auguran que se extenderán por toda Francia para añadir que su objetivo “no es provocar escasez, sino que se retire la reforma”. El Ejecutivo ha garantizado a los camioneros que no les afectará la reforma laboral –contempla en su actual redacción una bajada del coste de las horas extra-, pese a lo cual han insistido en mantener sus bloqueos a refinerías, depósitos de combustible y puertos.

Los sindicatos preparan para el 14 de junio una gran manifestación en París
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En esa estrategia de aumentar la tensión, el miércoles y jueves están previstos de nuevo paros en el sector ferroviario. La CGT ha llamado igualmente a la huelga a los estibadores. El jueves también habrá una nueva jornada de manifestaciones por toda Francia, una más desde la oleada que se inició el pasado marzo. Para el 14 de junio, coincidiendo con el arranque del debate del proyecto en el Parlamento, los siete sindicatos que promueven las movilizaciones han convocado una gran manifestación en París.

Sobre la firma

Carlos Yárnoz

Es Defensor del Lector, llegó a EL PAÍS en 1983 y ha sido jefe de Política, subdirector o corresponsal en Bruselas y París. El periodismo y Europa son sus prioridades. Como es periodista, siempre ha defendido a los lectores. Ahora, oficialmente.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS