Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un submarino se une a la búsqueda de los restos del avión de Egyptair

El presidente de Egipto no descarta ninguna posibilidad en la causa del siniestro

Militares egipcios en la operación de búsqueda del MS804. / Reuters-Quality

Egipto envió este domingo un submarino para localizar los restos del Airbus A320 de EgyptAir siniestrado el pasado jueves en aguas del Mediterráneo con 66 ocupantes a bordo. El sumergible, perteneciente al Ministerio del Petróleo, puede alcanzar hasta 3.000 metros de profundidad en la zona de búsqueda de las cajas negras del aparato. Respondiendo a las teorías que circulan sobre las causas del siniestro, el presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi, advirtió de que todas las hipótesis siguen abiertas.

El submarino egipcio, despachado con urgencia para apoyar a la flotilla internacional que rastrea con apoyo aéreo el paradero del avión de EyptAir, es un robt que está especializado en tareas de mantenimiento de redes de explotación de hidrocarburos en el fondo marino y puede colaborar en las tareas de recuperación de las dos cajas negras. Los sistemas de escucha de las naves que participan en la operación deben detectar antes las señales de radio que ambas pueden emitir durante un mes tras el siniestro.

Un navío francés equipado con sistemas de detección tiene previsto sumarse al despliegue naval a partir de hoy. El área de búsqueda está concentrada a unos 290 kilómetros al noroeste de Alejandría, donde fueron hallados los primeros restos de ocupantes y objetos del Airbus A320. Si las cajas negras se encuentran a más de 2.000 metros de profundidad la operación de recuperación de las grabaciones de voz y datos puede complicarse.

"Todas las suposiciones son posibles"

Al Sisi pidió cautela. “En este momento todas las suposiciones son posibles, y no podemos hablar de una determinada”, argumentó el presidente egipcio, quien insistió en que aún es pronto para extraer conclusiones. La BEA, la agencia francesa de investigación aérea, confirmó el sábado las informaciones que revelaban que se había detectado humo en zonas cercanas a la cabina de los pilotos, aunque sin precisar las causas de la caída al mar. Entre los 66 ocupantes del aparato había 30 egipcios y 15 franceses.

En el fuselaje del mismo Airbus A320 fue pintada hace dos años la amenazadora frase “Derribaremos este avión”, según revelaron fuentes de la seguridad aérea egipcia a The New York Times, que precisaron que Egipto atravesaba entonces una fase de convulsiones políticas tras el golpe de Estado encabezado por el mariscal Al Sisi. El presidente de la comisión investigadora, Ayman al Muqadem, ha asegurado que no habrá un informe oficial sobre los hechos hasta dentro de un mes. Por ahora, los fragmentos del Airbus 320 recogidos están siendo llevados a un almacén del aeropuerto de El Cairo.

Familiares de los ocupantes del aparato han pedido al Gobierno a través de un sindicato de trabajadores de EgyptAir que se expidan los certificados de defunción para agilizar el pago de indemnizaciones y pensiones, sin esperar a que transcurra el plazo legal para declarar la desaparición, que puede extenderse hasta cinco años. En la catedral ortodoxa de El Cairo se ofició este domingo una misa en memoria de las víctimas del vuelo MS804, nueve de las cuales era cristianos coptos. La compañía aérea advirtió el sábado a las familias de que la investigación sobre el incidente podría tardar bastante tiempo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información