Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La DEA asegura que Keiko Fujimori nunca ha sido investigada

Un exagente de la agencia estadounidense afirma que el congresista Joaquín Ramírez se jactó de haber lavado 15 millones de dólares en efectivo de la campaña presidencial en 2011

Ramirez, a la derecha, junto a Keiko Fujimori
Ramirez, a la derecha, junto a Keiko Fujimori FB

La DEA ha asegurado este lunes que la candidata presidencial peruana Keiko Fujimori, del partido Fuerza Popular, no se encuentra bajo investigación ni ha sido nunca investigada por esa agencia estadounidense, encargada de combatir el tráfico de drogas a nivel internacional. El comunicado de la DEA llega después de que un expiloto peruano y exagente de la agencia haya afirmado que grabó al congresista fujimorista, financista y secretario general del partido, Joaquín Ramírez, cuando se jactaba de haber lavado 15 millones de dólares en efectivo de la campaña presidencial 2011 de la entonces candidata Fujimori. A tres semanas de la segunda vuelta electoral por la presidencia del país, el próximo 5 de junio, Fujimori está empatada en los sondeos de opinión con Pedro Pablo Kuczynski.

“Es mi deber como peruano denunciar a esta gente. No quiero que mi país caiga en malas manos, que se sepa la verdad, he venido por mi propia voluntad”, dijo Jesús Francisco Vásquez en Miami a las cámaras de Univisión y de América Televisión, en un reportaje difundido la noche del domingo.

Vásquez indicó que empezó a colaborar con la agencia antinarcóticos estadounidense en 2006-2007 y que, como parte de una operación encubierta, su misión era grabar las conversaciones que tuviera con Ramírez, a quien conoció en 2010 en el norte de Perú cuando buscaba un inversionista para una compañía aérea. “Me dieron una grabadora que la tenía en el bolsillo”, relató a Univisión.

El periodista Gerardo Reyes, de la cadena estadounidense, pidió a la DEA confirmar si había una investigación acerca de los audios del político fujimorista. “Es una investigación delicada, está en curso y no podemos hacer ningún comentario”, respondió la vocera de la entidad Anne Judith Lambert. Este lunes, sin embargo, la agencia ha emitido un escueto comunicado en el que se limitan a indicar que Fujimori ni está siendo investigada, ni lo ha estado con anterioridad.

Vásquez, quien reside en Estados Unidos hace cinco años, señaló que empezó a colaborar con la DEA para acabar con la delincuencia, pues los narcos no le dejaron poner una compañía aérea.

“En 2010 logré que la Fuerza Aérea me diera en cesión de uso 30 hectáreas en el aeropuerto de Chiclayo, busqué inversionistas (para el negocio de aviación comercial) y un amigo me presentó a Joaquín Ramírez”, indicó.

Vásquez mostró en Miami a América Televisión uno de los apartamentos del dirigente fujimorista donde lo visitó en 2013. La procuraduría de lavado de activos solicitó que la fiscalía le abriera investigación por ese delito en 2014, y una fiscal pidió al Congreso el retiro de la inmunidad parlamentaria, pero ello no se concretó.

La procuraduría lo acusó de poseer “conjuntamente con su esposa, Rosa Castañeda, un inmenso patrimonio inmobiliario al que se suman millonarias inversiones y acciones, en personas jurídicas, que no guardan relación con sus ingresos iniciales, como cobrador de transporte público-combi”.

El semanario Hildebrandt en sus trece reveló hace un par de semanas que el congresista posee un par de lujosas propiedades en Miami aunque no las declaró como parte de su patrimonio en las declaraciones juradas que están obligados a presentar los parlamentarios.

Lavado con compra de gasolineras

“De repente estamos conversando y me dice [Ramírez]: ‘¿Tú sabes que la china [Keiko Fujimori] me dio 15 millones de dólares en la campaña anterior para lavarlos, para la campaña del 2011 de las elecciones, y los lavé a través de una cadena de grifos [estaciones gasolineras]?”, recordó el exaviador, precisando que se trataba de dinero en efectivo.

Vásquez comentó que cuando un compañero agente de la DEA escuchó el audio, le dijo “es una bomba, es formidable”. El periodista Reyes verificó además que el teléfono y el nombre de los agentes de la agencia estadounidense antinarcóticos que el peruano declaró como un excolega, son verdaderos.

Fujimori rechaza las acusaciones

La candidata Fujimori rechazó "categóricamente" la revelación del reportaje: "Jamás he entregado dinero al señor Ramírez, jamás he entregado dinero en campaña, y denuncio y condeno a los que están tratando de sembrar dudas de la manera más baja; a mí no me van a parar", dijo en una llamada a América TV, y colgó el teléfono.

Unos 20 minutos más tarde, la líder de Fuerza Popular, más sosegada, volvió a comunicarse con el programa de televisión y dijo que pediría a la DEA y a la Embajada de Estados Unidos información sobre el caso.

Consultada sobre si separaría al dirigente de la formación política, sorteó la pregunta refiriendo que esperaría a conocer sobre el caso. Fujimori reveló además que nunca le preguntó a Ramírez acerca de sus negocios ni de su patrimonio, así como tampoco lo ha hecho con otros aportantes de su partido, aunque aclaró que sí les dicen que esperan que las actividades a las que dedican respeten las reglas.

Uno de los congresistas electos por Fuerza Popular es abastecedor de combustible de los mineros ilegales en la amazónica región de Madre de Dios, al suroriente del país.

Por su parte, la noche del domingo, al final de un debate televisado de los equipos técnicos y los postulantes a las vicepresidencias por Fuerza Popular y Peruanos por el Kambio, el candidato fujimorista José Chlimper, comentó que sería avezado dar una opinión sobre el reportaje. “El propio señor Ramírez dará sus descargos y el propio señor nos dará una explicación a nosotros”, declaró a América TV.

El congresista Ramírez reaccionó a la denuncia, y anunció que tomará acciones penales contra Vásquez por calumnia. Afirmó que el expiloto le exige hace tres años el pago por haberlo asesorado por la compra de una aeronave.