Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren los 13 ocupantes del helicóptero que se estrelló en Noruega

Recuperados ya 11 cuerpos. Hallada la caja negra. Un testigo dice que una pala del rotor se desprendió

Servicios de rescate en el lugar donde se ha estrellado el helicóptero en Noruega.
Servicios de rescate en el lugar donde se ha estrellado el helicóptero en Noruega. REUTERS

Trece personas han muerto al estrellarse un helicóptero junto a la isla noruega de Turøy, cerca de la ciudad de Bergen, la segunda del país por número de habitantes. Los servicios de rescate han localizado y rescatado por el momento 11 cuerpos. Los testigos apuntan a que una de las palas del rotor se desprendió antes del accidente. La caja negra del aparato ya ha sido recuperada y enviada a Reino Unido para su análisis.

Los fallecidos son mayoritariamente noruegos, pero entre ellos hay un británico y un italiano. Los trabajos de rescate continúan, pero los servicios de emergencia han asegurado a los medios locales que han perdido toda esperanza de encontrar supervivientes.

El aparato se estrelló este mediodía junto a la costa de la isla de Turøy, al oeste del país, por causas aún desconocidas, cuando iba en dirección al aeropuerto de Bergen. Los servicios de rescate encontraron el helicóptero a unos siete metros de profundidad en el mar, mientras que algunas piezas como el rotor fueron halladas en tierra.

El aparato es un Eurocopter EC225 Super Puma de la empresa CHC Helicopter Service, que se dirigía a la planta petrolífera Gullfaks B (propiedad de la petrolera Statoil), en el mar del Norte, informa Reuters. Once de los fallecidos son pasajeros y los otros dos, piloto y copiloto.

 "Los informes del accidente del helicóptero son horrorosos"; ha dicho la primera ministra del país, Erna Solberg. Tanto barcos como buzos participan en las labores de búsqueda, y la petrolera Statoil ha movilizado también sus servicios de rescate. 

Otros aparatos de ese modelo se han visto involucrados en varios accidentes los últimos años, y durante nueve meses recibieron una prohibición de vuelo, aunque la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) les otorgó un permiso para volar de nuevo en julio de 2013, informó la televisión pública noruega NRK.

La EASA aprobó en abril del año siguiente una solución permanente para los EC225, que incluyó un nuevo diseño del eje central, según NRK.

Más información