Argentina pone como ejemplo el modelo de ajuste español

El ministro de Economía, Alfonso Prat Gay, confía en el éxito de las “medidas duras” tomadas por Macri

El ministro de Asuntos Exteriores de España, Jose Manuel Garcia-Margallo, saluda el ministro de Economía argentino, Alfonso Prat Gay. Los acompaña el presidente de la Cámara española de Comercio, Guillermo Ambrogi.
El ministro de Asuntos Exteriores de España, Jose Manuel Garcia-Margallo, saluda el ministro de Economía argentino, Alfonso Prat Gay. Los acompaña el presidente de la Cámara española de Comercio, Guillermo Ambrogi.EFE

Argentina se ha inspirado en España. Al menos eso ha dejado en claro el ministro de Economía, Alfonso Prat Gay, durante un breve discurso ante el ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, el vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, y un centenar de empresarios reunidos en un foro convocado en Buenos Aires bajo el lema “Nuevos oportunidades de inversión”.Allí, sobre un escenario montado en el exclusivo Hotel Alvear, el ministro pidió “no sólo palmadas en el hombro, sino también inversiones”, y comparó el ajuste económico aplicado por el presidente Mauricio Macri con el realizado por España. “En España tomaron decisiones complejas y ahora son la economía más vigorosa de la región. Eso mismo es lo que hemos estado haciendo nosotros desde el 10 de diciembre por orden del presidente”, dijo Prat-Gay.

El funcionario argentino respondió al apoyo traído desde Madrid por García-Margallo. “Me complace ver todo lo que habéis logrado en este tiempo”, dijo el ministro a Prat-Gay. Aclaró también que si no fuese por la nacionalización de los activos de Repsol en 2012 “España sería el primer inversor en Argentina, aunque sigue siendo el segundo”. Y dejó en claro que si él no fuese el representante de un gobierno en funciones, Macri ya habría viajado a Madrid para reunirse con Mariano Rajoy. España sigue siendo importante para Argentina, y como muestra de la nueva sintonía política, la Casa Rosada envió al evento con García Margallo a cinco ministros.

Prat-Gay quería utilizar el ejemplo de España para intentar suavizar las críticas que está recibiendo el Gobierno argentino a sus políticas de ajuste y subida de precios de servicios públicos. “Ordenar el desorden implica ordenar los precios relativos, no sólo mediante las tarifas sino a través del tipo de cambio”, explicó. En cuatro meses, Argentina ha devaluado 40% el valor de su moneda con respecto al dólar, ha triplicado las tarifas de servicios básicos como el agua, el gas, la electricidad y el transporte, y ha reducido la plantilla de empleados públicos. Al mismo tiempo, cerró un acuerdo de pago por 12.000 millones de dólares con los llamados “fondos buitres”, que vence el 14 de abril. El gobierno argentino confía en que el pago a este grupo de litigantes le abra al fin el mercado internacional de crédito.

El ministro de Exteriores de España, Jose Manuel Garcia-Margallo y su par de Economía en Argentina, Alfonso Prat Gay
El ministro de Exteriores de España, Jose Manuel Garcia-Margallo y su par de Economía en Argentina, Alfonso Prat Gay

Prat-Gay dijo que los resultados del ajuste se verán a partir del segundo semestre, para cuando espera reducir la inflación al 1% mensual (hoy el indicador interanual supera el 30%) y se normalice el ingreso de capitales. Los empresarios españoles escucharon de boca del ministro promesas de seguridad jurídica y estabilidad monetaria. A cambio, les pidió que “los buenos augurios entre todos los llevemos a la acción, porque este es el momento de apostar por Argentina”.

El ministro también envió un mensaje a los argentinos, muchos de los cuales critican que las medidas aplicadas han golpeado a las clases de menores ingresos. “Hemos destinado 100.000 millones de pesos (6.800 millones de dólares) para acompañar a los más vulnerables. Por eso no podemos ser más agresivos en la disminución del déficit fiscal (superior el 7% del PIB en 2015). Hemos impulsado una tarifa social de servicios públicos, una canasta básica de alimentos, una paritaria docente que mejoró sus salarios”, enumeró el ministro, quien se quejó de que la oposición política y los medios de comunicación no destaquen el “esfuerzo oficial”. “El esfuerzo fiscal para promover las asignaciones familiares y la rebaja del impuesto a las ganancias para ingresos medios y bajos ha liberado recursos por 4.700 millones de pesos”, dijo Prat-Gay.

El presidente Mauricio Macri recibe en la Casa Rosada al ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo
El presidente Mauricio Macri recibe en la Casa Rosada al ministro de Exteriores, José Manuel García-MargalloEFE

El gobierno argentino ha justificado las primeras medidas económicas en los problemas heredados del gobierno de Cristina Kirchner (2007-2015). Pero eso no le ha evitado recibir fuertes presiones, incluso desde su propio entorno. La frase “ajuste brutal” salió del propio entorno presidencial. Mientras tanto, Macri insiste en pedir paciencia.

La visita de García-Maragallo no se limitó a un encuentro con Prat-Gay y empresarios españoles. Por la tarde se reunió con su par argentina, Susana Malcorra, y luego se trasladó a la Casa Rosada, donde lo esperaba el presidente Macri. "Argentina está de vuelta en la región y nosotros escucharemos a Argentina con enorme atención. Hemos hecho un pacto de sangre y de complicidad para intentar actuar juntos en los países en que los dos estamos interesados", señaló García-Margallo junto a Malcorra.

Sobre el encuentro con Macri, el segundo tras la visita que el ministro le hiciera en noviembre del año pasado cuando el empresario era presidente electo, García-Margallo dijo que el argentino se mostró "entrañable y cariñoso" con España.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS