Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El uribismo reúne a miles de personas contra la gestión de Santos en toda Colombia

Las manifestaciones del principal partido opositor no han sido tan multitudinarias como se auguraba

Uribe, durante la manifestación en Medellín.
Uribe, durante la manifestación en Medellín. AP

El uribismo marchó este sábado en diversas ciudades de Colombia para protestar contra la gestión del presidente, Juan Manuel Santos, en especial en lo que se refiere al proceso de paz con las FARC. Las manifestaciones, alentadas por el expresidente Álvaro Uribe y su partido, el Centro Democrático, reunieron a miles de personas, según los organizadores. La movilización, que se llevaba preparando desde febrero y que se esperaba masiva, evidencia de nuevo la polarización política que existe en el país.

La marcha, alentada por el Centro Democrático en bloque, sin división alguna en torno a su líder, se quiso mostrar como una manifestación en contra de la gestión de Santos, pero no hay duda que su eje giraba en torno al proceso de paz. Desde que se iniciaron las conversaciones con las FARC en La Habana hace más de tres años, Uribe se ha mostrado intratable contra el devenir de las conversaciones. El expresidente acusa a su sucesor, que fue su ministro de Defensa en sus últimos años de gobierno, de ceder ante la guerrilla.

La manifestación de este sábado, bajo el lema ‘No más’, sin embargo, no ha sido tan multitudinaria como podía augurar el ruido que el Centro Democrático es capaz de hacer a través de las redes sociales. La derecha, por lo general, no acostumbra a movilizarse en un país, además, poco dado a los concentraciones masivas. El Centro Democrático carece de una estructura sólida para movilizar a la gente, más allá de la carismática figura de su líder, que inició la marcha en Medellín y tenía la intención de acabarla en Bogotá, en la céntrica Plaza Bolívar, que se llenó de simpatizantes del hoy senador. El mal tiempo, que tampoco animaba a salir a la calle, impidió que su avión aterrizase, según informó la formación política.

Ya en 2014 el uribismo lideró una movilización con el lema ‘Paz sin impunidad’, que apenas aglutinó a 15.000 personas en todo el país. Algo similar se pudo percibir durante las pasadas elecciones municipales. El principal partido opositor en el Congreso no logró conseguir respaldo en muchos de los municipios y departamentos a los que acudía como formación política por primera vez. Ni siquiera Medellín y Antioquia, uno de los bastiones de Uribe, donde inició su carrera política, acabaron en manos del Centro Democrático.

Los mensajes que se leían y los comentarios escuchados en la marcha de Bogotá, que se prolongó durante más de dos horas, se centraban en criticar a Santos por su negociación con la guerrilla. “Santos no es Maduro, Santos es peor”, se veía en alguna camiseta; “Santos entrega el país al castrochavismo”, rezaba una de las decenas de pancartas que la lluvia no impidió que se desplegasen.

Pese a que el uribismo no ha conseguido trasladar su protesta a las calles, , la ya sola convocatoria de la marcha vuelve a evidenciar la enorme polarización de la sociedad colombiana en torno al proceso de paz con las FARC. Cuando se asoma el desenlace definitivo en los próximos meses, aún hay un sector de la población, alentada por un partido político concreto, que no piensa ceder en sus principios. Los expertos consideran que esto puede suponer un alto riesgo para el desarrollo del posconflicto, ya que creen que la unión debe ser clave a la hora de implementar los acuerdos de La Habana.

Santos descarta un racionamiento de energía

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció este sábado que no habrá racionamiento de electricidad en el país porque la campaña de ahorro de energía implantada por el Gobierno hace cuatro semanas dio un resultado mejor de lo esperado.

"Gracias al ahorro de los colombianos ya no existe el fantasma de un racionamiento de energía, ya no tenemos ese temor de un racionamiento de energía, ahorramos en cuatro semanas más de lo que nos habíamos propuesto ahorrar en seis semanas", dijo el mandatario en la Casa de Nariño al evaluar los resultados de la campaña.

Hace un mes, cuando el Gobierno lanzó la campaña "Apagar paga" para reducir al menos en un 5 % el gasto de energía en el país debido a la sequía que afecta los embalses de las hidroeléctricas, la meta era lograr una reducción de 400 gigavatios en seis semanas, y, según dijo hoy el mandatario, se han ahorrado más de 550 megavatios.

"Lo que hemos logrado con la campaña es un 38 % por encima de lo que los técnicos nos habían dicho que era necesario obtener, y este es un resultado muy importante", manifestó.