Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez vuelve a ampliar el plazo para que el fiscal presente la acusación a Sócrates

El ex primer ministro portugués es investigado desde 2014 por corrupción, fraude fiscal y blanqueo de dinero

El fiscal del Estado ha conseguido un nuevo aplazamiento para presentar la acusación contra el ex primer ministro de Portugal, José Sócrates. Antes del 15 de septiembre el fiscal Rosário Teixeira deberá presentar la acusación formal o cerrar el caso.

En principio, a falta de la acusación formal, la investigación del Ministerio Público se centra en los delitos de corrupción pasiva por acto ilícito, fraude fiscal y blanqueo de capitales sobre el ex primer ministro y una docena de investigados, entre ellos su chófer particular y su amigo de la infancia, Carlos Santos Silva.

José Sócrates fue detenido en el aeropuerto de Lisboa el 24 de noviembre de 2014, encarcelado hasta septiembre de 2015 cuando pasó a prisión domiciliaria; a mediados de octubre quedó en libertad condicional. En este espacio de año y medio aún no ha habido una acusación oficial de los delitos del que se investigan a él y a otras doce personas.

En un comunicado del Departamento Central de Investigación y Acción Penal recuerda que ya en diciembre amplió a tres meses el plazo para que el magistrado de la Operación Marqués presentara su propuesta para cerrar la investigación. Una vez analizados los elementos en marcha, la DCIPA ha decidido que la fecha límite es el 15 de septiembre.

La DCIPA recuerda, para justificar el nuevo plazo, que hay en curso diligencias internacionales y por eso fija en el 15 de septiembre el “plazo límite necesario para acabar la presente investigación” y que el fiscal decida sobre si hay fundamento para la acusación o, no habiendo prueba suficiente, determinar el archivo de la investigación”.

El director de la DCIPA, Amadeu Guerra, cuenta a la agencia Lusa que el caso Marqués ya suma un centenar de registros, 60 declaraciones, 5.900 archivos de documentos, cinco millones de ficheros informáticos y 130.000 registros bancarios.