Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis soldados estadounidenses mueren en un atentado en Afganistán

Los talibanes se atribuyen el ataque en la principal base del Ejército norteamericano

Soldados estadounidenses y policías afganos en Afganistán Ampliar foto
Soldados estadounidenses y policías afganos en 2009 cerca del Aeródromo de Bagram, Afganistán. AP

Seis militares estadounidenses murieron este lunes en Afganistán en un atentado reivindicado por la insurgencia talibán. Un terrorista suicida, a bordo de una motocicleta, se inmoló en las inmediaciones de la base aérea de Bagram, a 40 kilómetros al norte de Kabul. Otras tres personas resultaron heridas.

Es el ataque más grave este año contra las 9.800 tropas estadounidenses que quedan en Afganistán 14 años después del inicio de la intervención contra los talibanes. Más de 2.300 militares norteamericanos han muerto en ese país desde 2001.

“Sirve como un doloroso recordatorio de los peligros que nuestras tropas afrontan cada día en Afganistán”, dijo el secretario de Defensa, Ash Carter, en el comunicado en que anunció la muerte de los militares. Carter visitó el pasado viernes la base de Bagram, la mayor de control estadounidense, durante su viaje al país centroasiático.

“Seguimos comprometidos en apoyar al pueblo afgano y su Gobierno. Continuaremos trabajando juntos para promover paz y estabilidad en Afganistán”, señaló un comunicado de la Casa Blanca.

El ataque evidencia la capacidad de los talibanes de golpear a militares occidentales y a las autoridades respaldadas por Kabul. Llega apenas una semana después de los atentados contra una base aérea en Kandahar, en el sur de Afganistán, y una casa de huéspedes de la embajada española en la capital, Kabul, en el que murieron dos policías españoles.

Afganistán vive uno de los años más sangrientos desde la caída del régimen talibán en 2001. En el primer semestre del año, ha habido 1.592 muertos y 3.329 heridos civiles. Las muertes de fuerzas afganas crecieron entre enero y noviembre un 27% respecto al mismo periodo del año anterior, según datos del Pentágono difundidos la semana pasada.

La OTAN -que finalizó hace un año su misión de combate en el país- ha anunciado que mantendrá unos 12.000 efectivos en Afganistán en  2016 en el marco de su operación de asesoramiento a fuerzas afganas. Ante el deterioro de la seguridad, el presidente Barack Obama anunció en octubre que las tropas estadounidenses permanecerán en Afganistán más allá de 2016, el año inicialmente previsto para su repliegue.

Más información