Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU culmina el despliegue del sistema antimisiles en Rumania

Tanto Washington como Bucarest insisten en que no está dirigido contra Rusia

Klemm, embajador de EE UU en Rumania, con Comanescu, ministro rumano de Exteriores
Klemm, embajador de EE UU en Rumania (izquierda), con Comanescu, ministro rumano de Exteriores, este viernes en Bucarest. EFE

La instalación del sistema antimisiles Aegis en la base rumana de Deveselu ya se ha completado, según anunció este viernes James Syringel, director de la Agencia de Defensa Antimisiles estadounidense, en un acto en Bucarest, aunque hasta el próximo año no asumirá plenamente su misión de protección contra cohetes balísticos. El sistema Aegis Ashore, que incluye un potente radar, interceptores de misiles y equipos de comunicaciones, ha sido entregado ya a los comandantes militares.

Se espera que para principios de 2016 se declare su disponibilidad para el uso inicial de combate, mientras lo integran en el sistema más amplio de defensa antimisiles balísticos de la OTAN. A partir de ahora se van a realizar pruebas con el objetivo de que el sistema esté funcionando plenamente en verano.

El embajador de Estados Unidos en Rumania, Hans Klemm, explicó en una ceremonia con el ministro de Exteriores rumano, Lazar Comanescu, que el sistema ha sido diseñado para frustrar las posibles amenazas que vengan de fuera de Europa.

No dirigido contra Rusia

Tanto Klemm como Comanescu han destacado que no es una medida contra Rusia. “No está, repito, no está dirigido contra Rusia, ni tiene la capacidad para amenazar a Rusia”, reiteró Klemm. “Se lo hemos explicado a Rusia en numerosas ocasiones”, añadió el embajador estadounidense.

El acuerdo sellado entre Estados Unidos y Rumania para instalar este sistema de defensa en Deveselu entró en vigor el 23 de diciembre de 2011 y su instalación se inició en octubre de 2013.

La noticia de la finalización de la instalación del sistema Aegis en Rumania coincide con las deliberaciones del Gobierno de Washington sobre cómo responder a un misil balístico iraní lanzado el 10 de octubre.

Un equipo de supervisores de las sanciones económicas contra Irán descubrió el jueves que el ensayo violaba una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU dada la capacidad del misil de transportar una cabeza nuclear.

El ensayo iraní ha aumentado las preocupaciones entre los diputados de Estados Unidos sobre el acuerdo nuclear internacional, en el que Teherán acordó reducir su programa a cambio de que se aliviaran las sanciones económicas.

Más información