Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otro debate republicano: Trump contra Carson y Bush contra Rubio

Los conservadores celebran su cuarta cita televisiva a un año de las elecciones

El teatro de Milwaukee que acogerá el debate de los candidatos del Partido Republicano a las elecciones de 2016 en Estados Unidos
El teatro de Milwaukee que acogerá el debate AFP

Los aspirantes a la nominación del Partido Republicano a las elecciones presidenciales en Estados Unidos celebran este martes en Milwaukee (Wisconsin) su cuarto debate televisivo. El ritmo de debates es frenético cuando quedan tres meses para el inicio del proceso de designación del candidato republicano y doce meses para las elecciones a suceder al demócrata Barack Obama en la Casa Blanca. Una comparación: el Partido Demócrata, con tres candidatos, solo ha celebrado un debate.

Estas son las siete claves para seguir el debate de esta noche:

1. Menos participantes

El evento, organizado por la cadena Fox Business, es distinto de los anteriores. Los otros debates se celebraron con más de un mes de diferencia. En cambio, el de esta noche (a las 9 en la hora de la Costa Este) llega menos de dos semanas después del debate celebrado en Colorado.

También es distinto porque en el debate de Wisconsin participarán ocho candidatos y no diez como en los anteriores. El criterio para seleccionar a los participantes ha sido su posición en los últimos sondeos. Cuatro candidatos celebrarán un debate dos horas antes del evento principal, mientras que otros tres aspirantes no han pasado el corte para participar en el debate previo.

2. ¿Paz con los periodistas?

El ambiente crispado marcó el último debate, organizado por el canal financiero CNBC. Los moderadores no lograron controlar el evento, y varios candidatos se mostraron molestos y desafiantes ante algunas preguntas. Hubo críticas a un supuesto sesgo progresista de los medios de comunicación.

Tras esa cita, varios candidatos se movilizaron para tratar de cambiar el formato de los futuros debates. El debate de esta noche lo organiza Fox, la cadena más afín a los conservadores, lo que hace presagiar un clima más sereno.

3. El calendario

El siguiente debate -quedarán seis más- se celebrará el 15 de diciembre en Nevada. El próximo a ese será en enero. Mike Allen, corresponsal jefe en la Casa Blanca de la publicación Politico, sostiene que en esas fechas prenavideñas es “muy difícil” que un candidato sobresalga. “Así que las impresiones fuertes o flojas sobre un participante esta noche podrían ser duraderas”, escribe Allen en su newsletter diario.

Sin embargo, la actuación en los debates no suele ser un factor determinante en la toma de decisiones de los votantes en los procesos de primarias o caucus (asambleas legislativas), que empiezan en febrero en el Estado de Iowa.

4. Escrutinio a Carson

Los últimos sondeos sitúan al neurocirujano retirado Ben Carson a la cabeza de los candidatos republicanos, ligeramente por encima del magnate Donald Trump. Tanto Carson como Trump no tienen experiencia política y se posicionan como externos al establishment político.

Desde el último debate, se han extendido las informaciones periodísticas que cuestionan algunas afirmaciones de Carson, como que de niño intentó clavarle un cuchillo a un compañero de clase o que una prestigiosa academia militar le ofreció una beca. Carson, el único candidato negro, ha negado haber alterado su pasado, pero esta noche posiblemente afrontará nuevas preguntas al respecto.

5. ¿Trump se desinfla?

En el último debate, Donald Trump se mostró menos vigoroso y enérgico. Estuvo en un segundo plano y pareció incómodo cuando las preguntas se adentraron en detalles específicos sobre estrategias políticas. Ahora que ya no lidera las encuestas, Trump debe disipar dudas y demostrar que su estrategia va más allá de una retórica inflamatoria en contra de los inmigrantes sin papeles y la globalización comercial.

6. Bush contra Rubio

El senador por Florida Marco Rubio salió reforzado de la cita de Colorado hace dos semanas. Su mentor, el exgobernador de Florida Jeb Bush, salió debilitado. Bush, hijo y hermano de expresidentes, se mostró dubitativo y arremetió contra Rubio por su absentismo en los plenos del Senado. El senador sorteó el ataque y deploró que Bush entrase en un juego agresivo.

Bush ha intentado en los últimos días mostrarse más decidido y seguro, y ensalzar su gestión presupuestaria en Florida. Una de las incógnitas es si esta noche volverá al ataque contra Rubio, que afronta una polémica por sus gastos personales. Rubio, de origen cubano, deberá aclarar esa controversia y afianzar las credenciales presidenciales que exhibió en Colorado.

7. Los otros aspirantes

De los otros cuatro participantes en el debate, muchas miradas estarán puestas en Ted Cruz. El senador por Texas tuvo una buena actuación en el último debate. Cruz, perteneciente al ala más conservadora e intransigente del Partido Republicano, es el candidato que más puede aspirar a robar potenciales votantes a los outsiders Carson y Trump.

Más información