Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia pondrá fin a la prohibición de que los homosexuales donen sangre

Es uno de los 50 países que mantienen esta discriminación por temor al sida

La ministra de Sanidad de Francia, Marisol Touraine
La ministra de Sanidad de Francia, Marisol Touraine, en París. AFP

Los homosexuales franceses podrán donar su sangre, un gesto solidario que les está ahora vetado en razón del supuesto mayor riesgo de contagio del virus del sida (VIH). La ministra francesa de Sanidad, Marisol Touraine, lo ha anunciado esta mañana en una entrevista exclusiva en Le Monde. El fin de esta discriminación era una promesa electoral del Gobierno socialista de François Hollande. Cincuenta países prohíben las donaciones de sangre a los homosexuales. Entre ellos no está España.

Marisol Touraine asegura que a partir de la primavera próxima “no se podrá seguir excluido de la donación de sangre en razón de la orientación sexual”, añadiendo que no habrá riesgo para las personas transfundidas. La medida se aplicará por etapas, dejando fuera en primer término a los que hayan tenido relaciones sexuales con otro hombre en los últimos doce meses. Más adelante, ha dicho, “podrán donar su plasma si tienen una relación estable en los últimos cuatro meses o no han tenido relaciones sexuales durante ese tiempo”. Finalmente, heterosexuales y homosexuales, en caso de que el sistema haya funcionado correctamente, tendrán que responder al mismo cuestionario y en él se tendrá que especificar si ha habido prácticas de riesgo en las últimas semanas.

La prohibición francesa, establecida en 1983, se basa en el hecho de que la prevalencia del sida fue al principio de la pandemia mucho más elevada entre los homosexuales y a que durante diez días, una vez haya habido contagio, el virus es indetectable. No obstante, los sistemas sanitarios siempre testan la sangre antes de transfundirla. El Tribunal Europeo de Justicia falló en abril pasado que la prohibición es legal, pero que esta debe ser proporcionada al riesgo. En el caso francés que los jueces analizaban consideraron que tal medida sería proporcionada, solo “si no existen métodos menos coercitivos para garantizar un alto nivel de protección de la salud de los receptores”.

En Francia, el movimiento La manif pour tous exige ciertas discriminaciones para los homosexuales. Está también en contra de que las parejas lesbianas accedan a la fecundación in vitro, algo con lo que no está de acuerdo Marisol Touraine.

Más información