Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Investigados tres jefes de Facebook en Alemania por incitar al odio racial

La fiscalía de Hamburgo abre una pesquisa tras una denuncia por mensajes xenófobos

Seguidores del movimiento Pegida
Seguidores del movimiento Pegida esta tarde en Dresde. AFP

En una inédita acción de la justicia alemana, la fiscalía de Hamburgo confirmó este lunes que ha abierto una investigación oficial contra tres altos ejecutivos de Facebook, responsables del portal en Alemania, para determinar si cometieron el delito de "incitación al odio racial", al no tomar medidas para censurar los mensajes que se propagan en la red social y que están dirigidos contra la llegada de refugiados al país, como los que difunde el movimiento xenófobo Pegida y el partido neonazi NPD.

Según la fiscalía, los ejecutivos Athwal Jaspal Singh, Shane Crehan y David William Kling deberán responder, como responsables de Facebook Germany GmbH, a la acusación de complicidad en el delito de incitación al odio racial y de haber utilizado logotipos de organizaciones anticonstitucionales. La medida fue adoptada después de estudiar una denuncia del abogado Chan-jo Sun, presentada el 16 de septiembre pasado y donde el abogado acusa al portal de ganar dinero con la difusión de mensajes xenófobos.

“La fiscalía ha iniciado una investigación porque en la denuncia se mencionan hechos concretos”, dijo la portavoz de la Fiscalía, Nana Frombach, “pero aun es pronto para afirmar si la investigación se traducirá en hechos concretos”, añadió.

En su denuncia, el abogado argumenta que sin los ingresos por publicidad el portal no podría seguir funcionando. “Facebook Germany GmbH con este hecho, alimenta desde su sede en Hamburgo la difusión de contenidos xenófobos que están penados por la ley". El abogado acusa a Facebook de difundir mensajes de odio y que no han sido borrados de la página de Facebook y que han aumentado desde que estalló la crisis de los refugiados en el país.

“No son hechos aislados y se trata de una política empresarial habitual de Facebook de consentir y difundir contenidos ilegales”, dijo el abogado, citado por Spiegel Online. Según su apreciación, los acusados son responsables de haber cometido actos ilegales. Para fundamentar su acusación contra los tres altos ejecutivos de Facebook, Chan-jo Sun envió a la fiscalía una lista con 60 mensajes donde sus autores hacen llamamientos a la violencia, propagan el odio racial o insultan a los extranjeros.

La mayoría de los mensajes aun se pueden leer en diversas páginas de Facebook, entre ellos el siguiente: “Hay que darles armas a las fuerzas del orden para que fusilen a todos los falsos refugiados”. “Facebook no ha mostrado ningún interés en cambiar su política con los mensajes de odio. Todos denuncian que Facebook difunde mensajes que incitan al odio racial y que la fiscalía debería actuar. Pero nadie ha hecho nada y por eso he decidido presentar la denuncia”, explica el abogado.

La decisión de la fiscalía de iniciar una investigación oficial contra los tres ejecutivos no fue comentada por Facebook, pero la acción puede revivir un antiguo deseo del Gobierno alemán, que ya había intentado sin éxito obtener la colaboración de Facebook para eliminar del portal los mensajes xenófobos. Durante un encuentro realizado en Berlín, Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, había prometido a la canciller Angela Merkel tomar cartas en el asunto. La promesa no se cumplió.

Este lunes, por ejemplo, cuando Pegida cumple su primer año de vida, se puede leer en Facebook que el movimiento xenófobo se autocalifica como “la única voz” de todos las personas que están en contra de la llegada de los refugiados, e invita a toda la población de Dresde a asistir a una maifestacion bajo el lema “Por amor a tu país”.

Pegida tiene 171.346 seguidores en Facebook y el más famoso de todos los partidos neonazis del país, el NPD, tiene138.256 seguidores.

Más información