Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sergio Alcocer: “Yo no soy un universitario de cubículo”

EL PAÍS entrevista a los candidatos a rector de la Universidad más grande de Iberoamérica

Elecciones UNAM 2015 Ampliar foto
Sergio Alcocer, aspirante a rector de la UNAM, 29 de septiembre.

Sergio Alcocer no pestañea cuando habla. Responde sin dudar ni titubear. Doctor en ingeniería civil, Alcocer de 52 años, renunció el pasado 27 de julio a su puesto como subsecretario de Relaciones Exteriores para buscar la rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). En esta institución ha desempeñado distintos cargos fue director del Instituto de Ingeniería y más tarde, secretario general del actual rector, José Narro. Su trayectoria universitaria suma 25 años, sin embargo durante poco más de tres años ocupó dos puestos en el Gobierno. Fue subsecretario de Planeación Energética con el expresidente, Felipe Calderón y subsecretario de Relaciones Exteriores con el mandatario Peña Nieto.

Son estos dos cargos en el Gobierno lo que ha provocado las mayores críticas a su candidatura. Un centenar de investigadores y profesores han levantado la voz en contra de su postulación. Alcocer asegura que esto lo tiene sin cuidado: "¿Cuántos eran? ¿80 de 30.000 docentes?".

P. Varios miembros de la comunidad universitaria rechazan el hecho de que usted venga de un puesto del Gobierno ¿Cómo convencerlos?

R. No hay un rechazo general sino que ha sido por algunos cuantos. La comunidad con la que me he entrevistado reconoce que lo que requiere una universidad como ésta es que se sepa vincular con el exterior y yo conozco el exterior. No soy un universitario de cubículo

P. ¿Cuál debe ser la relación del rector con el Gobierno?

R. De respeto y de exigir el respeto a la Universidad, a su autonomía. Al mismo tiempo que tiene que ser una relación basada en un diálogo crítico pero propositivo. La Universidad tiene que verse inserta en la realidad nacional y contribuir a los problemas nacionales. No podemos estar ajenos.

P. ¿Recuperará el auditorio Ché Guevara?

R. El auditorio Justo Sierra es un espacio emblemático dentro de la UNAM, debe preservarse para que todos se beneficien. Tendré que mantener una estrecha comunicación con las autoridades locales y federales para procurar las condiciones para recuperar ese espacio. Es algo que claramente la Universidad sola no puede.

Una de mis banderas es atender al bachillerato

P. ¿El equipo de vigilancia de la Universidad es suficiente?

R. Es de carácter preventivo. Debemos establecer la corresponsabilidad con las autoridades locales para que la comunidad universitaria tenga la seguridad tanto en su persona como en su patrimonio

P. ¿Cuáles son las fortalezas que tiene la UNAM?

R. Es una comunidad vibrante, de académicos con una gran calidad, con un gran compromiso para formar a jóvenes, de alumnos que quieren superarse. Un conjunto de instalaciones formidables. Y, sobre todo, un espíritu de cambio y de creación, de investigación y de alta calidad en la docencia.

P.¿Y las debilidades?

R. Ha sido en algún sentido la autocomplacencia que nos hace ser una universidad muy grande, pero que en ocasiones se nos olvida la necesidad de innovar, renovar, cambiar, de mejorar nuestros procedimientos. Debemos de emprender una campaña de renovación gradual y prudente con el apoyo de la comunidad.

P. ¿La renovación del plan de estudios del Bachillerato?

R. Requieren de una revisión y de una actualización. Debemos trabajar con los profesores, con los alumnos para que podamos entender los diferentes puntos de vista.

P. ¿Será una de sus banderas?

R. Yo diría que una de mis banderas es atender al bachillerato. Tenemos que trabajar con los profesores para formarlos y que tengan un plan de estudios actualizado con instalaciones igualmente adecuadas. Tenemos que revalorar la docencia en general en la Universidad.

P. ¿Qué debe hacer la UNAM con todos los estudiantes que no entran a la Universidad?

La UNAM sola no puede recuperar el auditorio Justo Sierra

R. El Estado mexicano es el responsable de contar o disponer los recursos para que se puedan contar con planteles para atender a los jóvenes que no logran ingresar a alguna universidad pública. Las capacidades de nuestras instalaciones son finitas.

P. ¿Cómo ve al deporte y la cultura?

R. Son muy importantes. El deporte es parte de la cultura y la cultura es todo el conocimiento de la Universidad, tenemos que divulgar la cultura en lo general. Tenemos que ser un espacio de excelencia en la divulgación de la cultura, del conocimiento científico, de ciencias sociales, de humanidades y, sobre todo, debemos estar abiertos a los flujos del conocimiento de todas partes del mundo.

P. ¿Las cuotas?

R. No habrá incremento. No es necesario, no es un tema de solución para la universidad

P. ¿Debe elegir la Junta de Gobierno al rector?

R. La Junta de Gobierno ha venido operando por 70 años y ha dado muestras claras de estabilidad al interior de la Universidad. Es un mecanismo claro, solvente y robusto que debe preservarse.

P. ¿Cómo es su relación con Peña Nieto?

R. Tuve la oportunidad de convivir con él en pocos momentos, esencialmente en los viajes o en visitas como la del presidente Obama. Fue siempre muy amable y cortés y dando oportunidad a que pudiéramos explicarle las razones de por qué las agendas se habían organizado de alguna manera.

P. ¿Por qué busca la rectoría?

R. Porque creo en la Universidad, porque creo en el poder que da la educación para transformar la realidad de un país, porque creo en las oportunidades que debemos darle a los jóvenes. Porque creo que la investigación puede dar luz a la solución de los problemas. Porque creo que a través del conocimiento y de la cultura podemos preservar o mejorar los principios y valores de nuestra población. Por eso quiero ser rector.

Más información