Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama afirma que Estados Unidos se ha vuelto “insensible” a los tiroteos

El presidente demócrata asegura "las condolencias y oraciones no bastan"

Obama habla del tiroteo en Oregon
Obama, durante su comparecencia este jueves. EFE

Con gesto triste y por momentos enfadado, Barack Obama condenó este jueves el tiroteo que ha costado la vida de nueve personas en una universidad de Oregón, al noroeste del país. El presidente norteamericano denunció que Estados Unidos “se ha vuelto insensible” ante este tipo de sucesos y tras ofrecer sus condolencias a las familias de las víctimas, aseguró que “nuestras oraciones ya no son suficiente”.

“Lo dije hace unos meses y hace unos meses antes de ese momento, nuestros pensamientos y oraciones ya no son suficientes”, dijo Obama. “Una vez más, hay más familias americanas, más padres, más madres y más hijos cuyas vidas han cambiado para siempre”. Mientras Estados Unidos reacciona a una nueva matanza, aseguró el presidente, “otras víctimas se ven obligadas a revivir su dolor, otras familias sufren el miedo de que podían haber sido los suyos”.

Obama se mostró visiblemente frustrado al defender que las condolencias ofrecidas a las familias “no son suficiente para mostrar el dolor y la rabia que deberíamos sentir”. El presidente invitó a los ciudadanos a reflexionar cómo conseguir que los políticos impulsen una regulación definitiva que regule la posesión de armas porque nada más “podrá prevenir que esto vuelva a ocurrir la semana que viene o dentro de unos meses”.

Todos los países del mundo tienen ciudadanos con enfermedades mentales, pero nosotros somos el único que sufre este tipo de tiroteos todos los meses”

El mandatario norteamericano, que ya ha confesado en más de una ocasión que el día más doloroso de su presidencia fue el del tiroteo en la escuela de Sandy Hook, recordó también las matanzas de Columbine, Virginia Tech, Aurora, Tucson o Charleston. “Todos los países del mundo tienen ciudadanos con enfermedades mentales, pero nosotros somos el único que sufre este tipo de tiroteos todos los meses”, dijo Obama, pausando en ocasiones entre las frases. “Esto se ha convertido en una rutina, nos hemos vuelto insensibles”.

Según el periodista de CBS Mark Knoller, el presidente ha comparecido ante los medios tras un tiroteo en 15 ocasiones, incluida la de este jueves. “No puede ser que una persona que quiera causar daño a otra lo tenga tan fácil”, dijo Obama. “Espero y rezaré por que no tenga que volver a comparecer aquí para dar mis condolencias a otra familia”.

El mandatario preguntó retóricamente por qué EE UU repara carreteras cuando se estropea el asfalto o acude al rescate de las víctimas de un huracán, pero considera “que la regulación de las armas es algo distinto”. El presidente calificó los tiroteos de evitables y alegó que cualquier reforma todavía permitiría que quienes poseen un arma legalmente puedan seguir cazando o practicando tiro. “Pensar que nuestra Constitución impide que hagamos cualquier mínima reforma no tiene sentido”.

La propuesta de regulación de Obama fracasó a pesar de la conmoción causada por la matanza de Newton a finales de 2012. Hoy fue especialmente duro con sus detractores al afirmar que “todos tenemos una responsabilidad colectiva por el dolor de las familias que han perdido a seres queridos”.

Más información