Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos amplía su cuota para refugiados

Aumenta en 15.000 y 30.000 respectivamente el límite de visados para 2016 y 2017

Kerry, este domingo en Berlín.
Kerry, este domingo en Berlín. AP

Estados Unidos aceptará en 2016 a 15.000 refugiados más de los previstos y en 2017 a 30.000 más, según anunció este domingo el secretario de Estado, John Kerry. El lugar del anuncio no fue casual: Alemania, el destino preferido de las decenas de miles de refugiados que han llegado a Europa en las últimas semanas y el país que lidera la respuesta europea a esa crisis.

La Casa Blanca dijo la semana pasada que EE UU planea acoger a al menos 10.000 refugiados sirios durante el año fiscal 2016, que comienza el próximo 1 de octubre. Esa cifra quedará incluida dentro del nuevo techo de 85.000 visados para refugiados de cualquier país en el año fiscal 2016. Hasta ahora, el techo era de 70.000.

En 2017, el límite se incrementará a 100.000. Y Kerry dijo este domingo que EE UU tratará de ampliar más ese techo en los años posteriores mientras mantiene un análisis “robusto de seguridad” de los solicitantes. El Gobierno puede aprobar los nuevos límites, pero depende del Congreso para lograr fondos adicionales.

La necesidad es enorme, pero estamos determinados a responder a la llamada”

John Kerry, secretario de Estado de Estados Unidos

El anuncio del secretario de Estado, tras reunirse en Berlín con su homólogo alemán, es el paso más significativo de la Administración de Barack Obama ante la llegada masiva de refugiados a Europa, propiciada por la inestabilidad en Siria tras cuatro años de sangrienta guerra civil.

El presidente busca encontrar un equilibrio entre las voces que le piden mayor generosidad -aceptar a 100.000 ciudadanos sirios- que haga honor al origen inmigrante de este país y las que alertan del riesgo de que entre los refugiados haya posibles extremistas islámicos.

Tras los atentados del 11-S en 2001, la cifra de refugiados en EE UU cayó drásticamente al endurecerse los controles de seguridad.

“La necesidad es enorme, pero estamos determinados a responder a la llamada”, dijo Kerry. “Este paso mantiene la mejor tradición estadounidense como una tierra de segundas oportunidades y un modelo de esperanza”.

El jefe de la diplomacia estadounidense no especificó cuántos refugiados sirios podrían beneficiarse de la ampliación de visados. EE UU ha acogido a alrededor de 1.500 sirios desde el inicio del conflicto en 2011, una cifra muy inferior a la de Europa.

Kerry ha dicho en los últimos días que la crisis migratoria acentúa la necesidad de abordar el caos en Siria. El viernes, Washington inició conversaciones militares con Moscú sobre la situación en el país árabe. Desde hace un año, EE UU bombardea posiciones del Estado Islámico en Siria. Y el sábado, el secretario de Estado se mostró flexible en los plazos de una hipotética renuncia del presidente sirio Bachar el Asad.

Más información