Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El empresario chino vinculado con El Chapo teme volver a México

Zhenli Ye Gon es señalado como precursor del tráfico de químicos necesarios para fabricar metanfetamina al cártel de Sinaloa

Zhenli Ye Gon Chapo Guzmán
El empresario Zhenli Ye Gon, en 2007. AP

El empresario chino Zhenli Ye Gon, señalado como uno de los colaboradores más importantes del cártel de Sinaloa —la organización que lidera Joaquín El Chapo Guzmán—, ha sido exonerado por la justicia de EE UU, donde había permanecido desde su arresto en Maryland en 2007. El hombre era buscado después de que las autoridades mexicanas se incautaran de la mayor cantidad de dinero en efectivo que se ha hallado en la historia del país en una sola casa: 206 millones de dólares. Las investigaciones lo señalan como uno de los principales vínculos de El Chapo con las mafias chinas para el tráfico de metanfetamina a través de Lázaro Cárdenas, Michoacán. México ha pedido su extradición desde entonces, pero EE UU lo mantuvo en su territorio bajo los cargos de conspiración para el tráfico de drogas. Fue exonerado en 2009, pero Ye Gon presentó recursos para evitar su extradición a México. Ha perdido todas las instancias y su regreso, exigido por las autoridades mexicanas, es inminente. “Si regreso lo voy a pasar muy mal”, dijo en una entrevista concedida a Univisión.

Zhenli Ye Gon ha sido señalado como uno de los precursores del tráfico de químicos para la fabricación de metanfetamina en México en colaboración con el cártel de Sinaloa. Al tiempo en que el Gobierno mexicano se incautase de la fortuna que guardaba en una mansión de su propiedad, las autoridades decomisaron 19,5 toneladas de pseudoefedrina, un ingrediente básico para la fabricación de la droga, en Lázaro Cárdenas (Michoacán). El 80% de la metanfetamina que se fabrica en México tiene químicos provenientes de China.

Ye Gon es propietario de varias mansiones y una fortuna considerable. La DEA descubrió que había gastado en una sola noche 125 millones de dólares en un casino en Las Vegas, en lo que interpretó como una operación de lavado de dinero. Sus redes han sido también identificadas en los casinos propiedad del empresario Sheldon Adelson, el hombre que impulsaba el fallido proyecto de Eurovegas en España.

La DEA descubrió que el empresario chino había gastado en una sola noche 125 millones de dólares en un casino en Las Vegas

El empresario permaneció prófugo unos meses antes de que las autoridades de EE UU lo detuvieran en Maryland en junio de 2007 por el tráfico de 500 gramos o más de metanfetamina, un cargo del que fue exonerado dos años después. Desde el minuto uno de su arresto, el hombre ha insistido en que su vida corre peligro y que fue amenazado por políticos mexicanos para colaborar con los narcotraficantes: “O coopelas o cuello”, dijo en una entrevista en 2007 a Associated Press, con un fuerte acento que hizo célebre a su frase.

Pese a que un tribunal estadounidense lo exoneró en 2009 por falta de pruebas, el empresario, nacido en Shanghái pero ciudadano mexicano desde 1993, ha intentado por todos los medios posibles permanecer en EE UU como asilado o testigo protegido. El último de esos recursos ha sido agotado y su extradición a México se acerca.

Zhenli Ye Gon insiste en que, de regresar a México, lo va a pasar “muy mal” y que si nombra a los políticos que, insiste, le obligaron a implicarse en el negocio su vida corre peligro. En su solicitud de asilo, Ye Gon afirma que los cargos por los que se le acusa en México son, en realidad, una “persecución políticamente motivada en medio de un absoluto desorden de la corrupta política partidista mexicana’’.