Elecciones Estados Unidos 2016

Clinton y Rubio llevan a Puerto Rico la pugna por el voto latino

El republicano apoya la anexión de la isla como un estado más de EE UU

Marco Rubio en un acto en el barrio de Santurce, en Puerto Rico.
Marco Rubio en un acto en el barrio de Santurce, en Puerto Rico.Carlos Giusti / AP

La campaña de los demócratas y los republicanos recaló este viernes en Puerto Rico, un estado libre asociado -a pesar de que sus habitantes no pueden votar en las elecciones presidenciales estadounidenses- por un doble motivo: porque en las primarias sí tienen derecho a pronunciarse y porque ganarse el favor puertorriqueño es meterse en el bolsillo a los emigrantes de la isla que residen en EEUU, especialmente en Florida. La precandidata demócrata Hillary Clinton y el republicano Marco Rubio coincidieron en San Juan para reunirse con donantes y vender sus respectivas bondades.

El Senado vota el español como primera lengua oficial

Puerto Rico tenía hasta ahora el inglés y el español como lenguas oficiales pero desde esta semana el castellano será el primer idioma oficial y el inglés quedara relegado a segundo idioma. El Senado aprobó el jueves un proyecto de Ley que así lo declara. La medida supone un revés para los que defienden una mayor vinculación a EEUU e incluso convertirse en un estado más de la Unión.

Según Efe, el Proyecto del Senado 1177 fue presentado en agosto de 2014 por Antonio Fas Alzamora, expresidente del gobernante Partido Popular Democrático (PPD), y había caído en el olvido hasta que el pasado junio se votó de viva voz y fue rechazado.

En 1993 se aprobó una ley que establecía que ambos idiomas eran cooficiales para los asuntos del Gobierno de este Estado Libre Asociado a EE.UU.

Sin embargo, el español es el más utilizado en esta excolonia española. Mientras que tradicionalmente el sector anexionista de la isla aboga por privilegiar el inglés, el independentista apoya la primacía del español.

La candidata demócrata participaba por la tarde en una mesa redonda sobre salud en el Centro Cardiovascular del Caribe. Por su parte, Rubio se citó con una veintena de empresarios puertorriqueños a media mañana en un restaurante de la capital en un momento especialmente áspero para pedir dinero, ya que Puerto Rico ha reconocido que no puede pagar la deuda pública que acumula y pide un acuerdo con los acreedores después de haber incurrido ya en un impago a primeros de agosto.

La otra dificultad del republicano es compartir filas con Donald Trump, quien en su carrera por la candidatura ha mantenido un discurso racista, acusando a los inmigrantes mexicanos de traer crímenes a Estados Unidos y prometiendo construir un gran muro contra la inmigración ilegal. Y esta actitud no fue censurada en principio por sus compañeros de partido, lo que les puede pasar factura con el voto latino. Este viernes en San Juan, Rubio fue conciliador y defendió la integración de la isla como un estado más de EE UU.

"El estatus de Puerto Rico está impidiendo el crecimiento económico, porque compañías y profesionales se confunden", al tiempo que "no beneficia a nadie, ni a Washington ni a la isla", dijo ante decenas de simpatizantes en un restaurante del popular barrio de Santurce, en San Juan, informa Efe. Hijo de cubanos, en un español bastante correcto, dijo que el asunto del estatus también es una cuestión "moral", porque "por más de cien años el puertorriqueño ha sido ciudadano americano, pero no puede votar por la Presidencia".

Precisamente esta semana Trump protagonizó otra polémica al criticar que su rival en las primarias, Jeb Bush, hable en español con frecuencia (idioma que conoce porque su esposa es mexicana) y le instó a hacerlo en inglés.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

En cambio, se mostró contrario a que el problema de deuda de Puerto Rico se resuelva incluyendo al estado libre asociado en el Capítulo 9 , la ley de bancarrotas, a la misma que se acogió Detroit en 2013. Clinton, en cambio, sí apoya esta medida.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50