Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encarcelada la funcionaria que deniega el matrimonio homosexual

Rechaza por motivos religiosos tramitar licencias en Kentucky a parejas del mismo sexo

Kim Davis
Kim Davis, al entrar en prisión este jueves AP

La oposición al matrimonio homosexual le ha costado la cárcel a una funcionaria del Estado de Kentucky. Un juez federal decretó este jueves el ingreso en prisión de Kim Davis por desacato. Davis había rechazado emitir licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo alegando motivos religiosos.

El magistrado decretó que Davis incumplió la ley después de que el Tribunal Supremo dictaminara el lunes que la funcionaria debe emitir licencias matrimoniales. La máxima instancia judicial del país legalizó en junio el matrimonio homosexual en todo Estados Unidos

Davis, de 49 años, se ha erigido en un símbolo de los conservadores religiosos. Su caso ha adquirido trascendencia nacional: ningún funcionario había desafiado de manera tan clara la sentencia del Supremo. Ese fallo anuló la potestad de los Estados para prohibir las bodas homosexuales. Kentucky es uno de los 13 Estados que prohibían el matrimonio gay.

La polémica ha entrado en la campaña a las elecciones presidenciales de 2016. El exgobernador de Arkansas Mike Huckabee, uno de los aspirantes a la nominación republicana y que fue pastor evangélico, escribió en su cuenta de Twitter que la encarcelación de Davis “acaba con cualquier duda sobre la criminalización del cristianismo en este país”.

Ningún funcionario había desafiado de manera tan clara la sentencia del Supremo, que legalizó en junio el matrimonio gay

Desde la sentencia de junio, Davis se ha opuesto a emitir licencias de matrimonio a parejas homosexuales y heterosexuales esgrimiendo su creencia como cristiana apostólica. Ha recurrido ante la justicia la orden de Kentucky de cumplir con la sentencia de junio del Supremo.

El punto de inflexión de su rebelión tuvo lugar el martes: al día después de que el Alto Tribunal rechazara su recurso, Davis y sus subordinados siguieron negándose a tramitar licencias en el condado de Rowan.

El juez federal David L. Bunning justificó este jueves el encarcelamiento de la funcionaria bajo el argumento de que su “buena creencia no es simplemente una defensa viable” y que no puede “condonar una desobediencia de una orden legal”. En una segunda vista, cinco de los seis subordinados de Davis le dijeron al juez estar dispuestos a emitir licencias de matrimonio. Pero la defensa de Davis esgrime que no tienen potestad para hacerlo.

Protestas a favor y en contra de Davis a las afueras de un juzgado en Kentucky ampliar foto
Protestas a favor y en contra de Davis a las afueras de un juzgado en Kentucky AFP

Los abogados de las cuatro parejas demandantes solicitaban que la funcionaria fuera sancionada en lugar de encarcelada, pero el juez consideró que una sanción sería insuficiente para forzarla a cumplir la ley.

Bunning dijo que Davis sería puesta en libertad una vez aceptara cumplir su orden y tramitar licencias. “Yo también he tenido creencias religiosas, pero hice un juramento”, dijo. “La señora Davis hizo un juramento. Un juramento significa cosas”.

Entre lágrimas, Davis le dijo al magistrado que no tenía “opción” sobre las licencias, y defendió que su única concepción del matrimonio es entre un hombre y una mujer.

Unas horas antes, la funcionaria había dicho en declaraciones a la cadena Fox: “He calibrado el coste y estoy preparada para ir a la cárcel. Esto nunca ha sido para mí un asunto de gais o lesbianas. Esto se basa en defender la palabra de Dios”.