Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis migratoria se intensifica y desborda a Europa

Unas 23.000 personas llegan a Grecia en una semana, un 50% más que la anterior

Atenas / Budapest / Viena
inmigración en Grecia
Refugiados sirios llegan al puerto del Pireo, en Atenas, el 1 de septiembre de 2015.

La ola migratoria hacia Europa se intensifica y desborda cada vez más a las autoridades. Más de 23.000 inmigrantes han llegado a las costas griegas en la última semana. Se trata de un incremento de un 50% respecto a la semana anterior, según una estimación de la Agencia Europea de Vigilancia en Fronteras (Frontex). En Hungría, cientos de personas siguen protestando ante la estación de ferrocarriles de Budapest, reclamando acceso a los trenes hacia Alemania. Las autoridades alemanas han informado de que en agosto han registrado 104.460 solicitudes de asilo, una cifra récord que se suma a las 300.000 peticiones recibidas en lo que va de año. En Serbia, el Gobierno informa de que hay unas 8.000 personas en su territorio que quieren proseguir hacia la UE. El tráfico de trenes entre París y Londres sufrió graves problemas durante horas debido a la entrada en las vías de migrantes.

En Grecia

Dos transbordadores provenientes de la isla griega de Lesbos han llevado este martes a más de 4.200 personas al puerto del Pireo, en Atenas. Los refugiados, en su gran mayoría sirios, se han dirigido a las estaciones de autobuses de la capital helena, para llegar hoy a la frontera con Macedonia, en el norte del país.

Más de un centenar de ellos ha preferido quedarse en la ciudad, pues el centro de acogida de refugiados, inaugurado hace diez días y con capacidad de alojamiento de 720 personas, ya estaba lleno. Otros, que disponían de más dinero, han buscado alojamiento en los hoteles de bajo coste del centro de Atenas, según informa Efe. En lo que va de año más de 180.000 refugiados han llegado a Grecia, según datos de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). ACNUR calculó que cada día llegan desde la costa turca a las islas griegas del mar Egeo 1.000 refugiados.

En esta travesía han muerto este miércoles doce refugiados sirios –cinco de ellos menores– al naufragar las barcazas en las que viajaban hacia Kos. Seis personas han sido rescatadas y cuatro resultan todavía desaparecidas. El Gobierno interino de Grecia, presidido por Vasiliki Thanou, abordó el tema de la crisis de los refugiados y, según anunció un miembro del Ejecutivo se acordaron diversas iniciativas para mejorar las condiciones de los refugiados. Según los medios locales, el jueves llegarán a la capital helena el vicepresidente de la Comisión Europea Frans Timmermans y el comisario de Migración, Asuntos de Interior y de Ciudadanía Dimitris Avramópulos, y posteriormente visitarán la isla de Kos.

En Serbia

En Serbia hay actualmente 7.800 refugiados y cada día entran 3.000 más, según ha informado Anne-Birgitte Krum-Hansen, jefa del departamento jurídico de ACNUR Serbia. La experta ha estimado que el "flujo probablemente continuará, o incluso puede aumentar". Si en mayo la afluencia diaria en Serbia fue de unas 200 personas al día, en junio pasó a 1.000 refugiados y a 2.000 hace un mes, ha precisado Krum-Hansen.

En Hungría

Alrededor de un centenar de policías antidisturbios han bloqueado, por segundo día consecutivo, la entrada a la estación Keleti de Budapest. Los refugiados se han concentrado frente al cordón policial y repiten el nombre de la canciller germana, Angela Merkel, o su país de procedencia, "Siria, Siria". Los alrededores de la terminal se han convertido en un improvisado campo de refugiados, sin apenas apoyo de las autoridades, y en el que familias enteras duermen sobre el suelo, con meros cartones y mantas, mientras que los más afortunados cuentan con tiendas.

En Austria

En la noche del lunes la policía austríaca ha interceptado una tercera furgoneta con 24 refugiados, en su mayoría jóvenes afganos de 16 y 17 años que corrían riesgo de asfixia, según han informado las autoridades. Frente a la llegada masiva de refugiados, el Gobierno de Austria ha anunciado que aumentará hasta 380 millones de euros el presupuesto para alojar, alimentar y garantizar la salud a los que piden asilo (casi el doble del presupuesto del año pasado, que alcanzó los 200 millones de euros). Ese abastecimiento básico se ofrece a los refugiados durante el tiempo que dure su procedimiento de asilo político y en el caso de concederse este estatus, durante otros cuatro meses más.

En Alemania

Un responsable del Gobierno bávaro en Alemania ha afirmado que en agosto el país ha recibido 104.460 solicitudes de asilo. En lo que va de año, son ya 413.535 las personas que han pedido asilo en Alemania, una cifra cuatro veces mayor que la del año pasado. El Gobierno de Angela Merkel ha pedido, además, a Italia que restablezca los controles en sus fronteras. El Gobierno italiano ha anunciado su disponibilidad de “establecer, respetando los acuerdos de Schengen, los controles en la frontera de Brennero”.

Más información