Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Destacados científicos de Estados Unidos apoyan el pacto nuclear iraní

En una carta a Obama, 29 expertos, incluidos seis premios Nobel, elogian el acuerdo

Obama, este domingo jugando al golf en sus vacaciones
Obama, este domingo jugando al golf en sus vacaciones AP

Casi una treintena de destacados científicos estadounidenses -seis de ellos con un premio Nobel- han manifestado públicamente su apoyo al acuerdo que limita el programa nuclear iraní. En una carta al presidente Barack Obama, enviada el sábado y revelada este domingo, renombrados expertos nucleares y en el control armamentístico elogian que el pacto contiene “más limitaciones estrictas” que cualquier acuerdo previo de no proliferación nuclear, “avanzará la causa de la paz y la seguridad en Oriente Próximo” y puede servir de “guía” para iniciativas similares en el futuro.

El espaldarazo científico llega en plena ofensiva del Gobierno del demócrata Obama para convencer al Congreso -de mayoría republicana-, la opinión pública y los aliados estadounidenses de la importancia del pacto alcanzado en julio en Viena entre Estados Unidos, otras cinco potencias e Irán.

El Congreso tiene hasta mediados de septiembre para analizar el acuerdo. En caso de rechazarlo, parece improbable que cuente con los votos necesarios para anular un veto presidencial. La oposición del Partido Republicano se da por descontada, por lo que el Demócrata de Obama tiene la llave para impedir un rechazo de los legisladores al pacto, que definirá el legado del presidente y redibujará el tablero geopolítico en Oriente Próximo.

El espaldarazo científico llega en plena ofensiva del Gobierno Obama para convencer al Congreso de la importancia del pacto

La carta se conoce a los tres días de que Chuck Schumer, el número tres de los demócratas en el Senado y que se perfila como su futuro líder, anunciara su rechazo al pacto nuclear. Schumer es judío y su voto era una prueba para medir la capacidad de influencia del intenso lobby israelí en el Capitolio en contra del acuerdo. Los opositores temen que, el levantamiento de las sanciones a cambio de limitar su programa nuclear, lleve a Teherán a redoblar sus injerencias regionales y desconfían de que aparque sus ambiciones nucleares.

Los 29 científicos, sin embargo, destacan la capacidad de supervisión que recoge el pacto de Viena, incluidas las instalaciones secretas. “El acuerdo incluye importantes procedimientos de verificación a largo plazo que durarán al menos hasta 2040 y algunos indefinidamente”, escriben en la misiva. También ensalzan que el pacto prohíbe a Irán llevar a cabo investigaciones en armas nucleares, y no únicamente en fabricación como establece el Tratado de No Proliferación de 1968, el marco internacional más importante.

Entre los firmantes, hay veteranos diseñadores de armas nucleares y exasesores científicos de la Casa Blanca y el Congreso. Los impulsores de la misiva, según el diario The New York Times, son Richard Garwin, un físico que ayudó a diseñar la primera bomba de hidrógeno en el mundo, y Rush Holt, un físico y excongresista demócrata que ahora dirige la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, la mayor sociedad científica del mundo.