Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU contabiliza 112 asaltos de colonos contra palestinos en 2015

Una ONG culpa al Gobierno israelí por su pasividad ante las agresiones

Un palestino inspecciona la casa incendiada en Cisjordania.
Un palestino inspecciona la casa incendiada en Cisjordania.

El ataque cometido en la madrugada de este viernes por supuestos colonos que incendiaron una casa palestina en una aldea de Cisjordania y provocaron la muerte de un bebé de 18 meses no es un hecho aislado. Solo en 2015, hasta el 6 de julio, judíos extremistas han cometido 112 agresiones contra ciudadanos palestinos o sus propiedades en Cisjordania y Jerusalén Este, de las que 39 acabaron con uno o varios palestinos heridos, según datos de la Oficina de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios (OCHA, en sus siglas en inglés). En 2014, hubo un total de 312 asaltos.

En la primera semana de julio, siete palestinos sufrieron heridas en incidentes con colonos. En uno de ellos, en el que civiles israelíes lanzaron piedras contra un vehículo, una mujer embarazada que viajaba a bordo sufrió un aborto, según el último informe de la OCHA.

“Un suceso como el asesinato de un niño de año y medio era solo cuestión de tiempo”, denuncia la ONG israelí B’Tselem, que atribuye los sucedido a la pasividad de las autoridades israelíes en la persecución de los ataques contra palestinos. “Esta política crea impunidad para los crímenes de odio y anima a los atacantes a continuar”, añade la organización defensora de los derechos humanos.

Según los datos recopilados por B’Tselem, desde agosto de 2012, civiles israelíes han incendiado un total de nueve casas de palestinos en Cisjordania, además de mezquitas, negocios y tierras de cultivo.

Una de las agresiones más graves ocurridas en las últimas semanas, de acuerdo con la información de la ONG, se produjo cuando un grupo de personas lanzaron un cóctel molotov en el interior de un taxi. La familia palestina que viajaba en él resultó gravemente herida. Las autoridades israelíes sospechan que dos de los atacantes estaban relacionados con el asalto incendiario del pasado junio contra la iglesia de Tabgha (en el norte de Israel), donde la tradición sitúa el milagro de los panes y los peces.

“El hecho de que la policía no haya resuelto estos casos no es producto del destino” sino de la no aplicación de la ley contra los colonos violentos”, denuncia B’Tselem, que cree que la condena oficial —el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, calificó este viernes el ataque de terrorista— es “retórica vacía”.

Más información