Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU investiga si Guantánamo contiene agentes cancerígenos

Una queja de una abogada pide evacuar las instalaciones judiciales en la base tras diagnosticarse siete casos de cáncer entre militares y civiles

Algunas de las instalaciones judiciales en Guantánamo.
Algunas de las instalaciones judiciales en Guantánamo.

La Marina de Estados Unidos analiza una queja presentada por una abogada que pide la evacuación de una parte de la base militar en la bahía de Guantánamo (Cuba) después de que al menos siete personas -militares y civiles- que trabajaron en los juicios a detenidos contrajeran cáncer. El diario Miami Herald ha contabilizado desde 2008 nueve casos de cáncer, de los cuales tres terminaron en muerte.

“Nos tomamos muy seriamente cualquier preocupación sanitaria”, señaló en un comunicado Kelly Wirfel, portavoz de la base naval. “Trabajando con funcionarios medioambientales y sanitarios, la Marina está analizándolo para identificar qué pasos pueden ser necesarios para abordar estas preocupaciones”.

La queja, presentada en la Oficina del Inspector General del Departamento de Defensa, solicita evacuar y someter a pruebas médicas al personal de las instalaciones judiciales en la base, según informa la agencia Reuters, que este martes dio a conocer el escrito. También pide analizar si la base de Guantánamo -con una extensión de 116 kilómetros cuadrados al sureste de Cuba- contiene agentes cancerígenos.

Las personas afectadas podrían haber sido expuestas a agentes cancerígenos en una instalación que en el pasado almacenaba gasolina

La queja, interpuesta por una militar que trabajó varios años como letrada en la base, no alega que los casos de cáncer hayan afectado a los presos recluidos en Guantánamo por ser sospechosos de terrorismo. Los campos del centro de detención, establecido en 2002 tras los atentados del 11-S, están en otra zona de la extensa base y acogen actualmente a 116 reos.

El presidente Barack Obama prometió haber cerrado la prisión para 2010, tras las acusaciones de tortura en la cárcel, pero el bloqueo del Congreso a trasladar presos a EE UU ha hecho naufragar por ahora su estrategia.

El escrito considera que las personas afectadas podrían haber sido expuestas a agentes cancerígenos cuando trabajaron y durmieron en una instalación judicial que en el pasado almacenaba gasolina para aeronaves. Según el Herald -que cubre detalladamente el día a día en Guantánamo- es una vieja preocupación de los abogados el estado sanitario de esa instalación, donde cuelgan carteles que recomiendan no beber agua corriente. La queja también esgrime que un edificio que acogió inicialmente los juicios a los reos podría contener amianto.

La queja no alega que los casos de cáncer hayan afectado a los presos recluidos en Guantánamo

En la última década, alrededor de 200 personas han trabajado en las instalaciones judiciales de Guantánamo. Normalmente, los abogados solo viajan a la isla cuando hay un juicio a un preso o se entrevistan con su cliente. Las comisiones militares han estado envueltas en polémica desde su inicio en 2003. La base ha acogido 779 reos, pero solo ocho han sido juzgados y condenados.

Los siete casos de cáncer, según el Herald, se diagnosticaron en años recientes y son de distinta tipología. En los últimos 13 meses, han fallecido tres de estas personas, con edades entre 35 y 52 años. La última muerte fue, hace dos semanas, de Bill Kuebler, un comandante de la Marina que hizo de abogado entre 2007 y 2009 para el canadiense Omar Khadr, que entró de adolescente al penal.

Dos doctores consultados por Reuters señalaron que, sin información detallada, será difícil determinar si la tasa de diagnósticos de cáncer es anormal. Dijeron que siete casos entre 200 personas podría ser una tasa normal si son cánceres distintos y personas mayores. En cambio, sería anormal si fueran jóvenes y sufrieran el mismo tipo de cáncer.