Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El experimentado Kasich se une a la pugna por la Casa Blanca

El republicano, actual gobernador de Ohio, empezó su carrera política en los años 70

John Kasich
El republicano Kasich, en su discurso de este martes. AP

John Kasich, el gobernador del Estado de Ohio, se unió este martes a la pugna del Partido Republicano por la Casa Blanca. Kasich se perfila como un veterano gestor gubernamental, que utiliza sus éxitos a nivel estatal y su amplia experiencia en el Congreso de Estados Unidos para prometer que logrará redirigir el país. “Las políticas importan más que las ideologías y la política en sí”, declaró en un discurso en la universidad estatal de Ohio, donde estudió Ciencias Políticas.

Kasich, de 63 años, es el decimosexto candidato republicano que aspira a la nominación del partido a las elecciones presidenciales de noviembre de 2016. Originario del Estado de Pensilvania, de perfil moderado y religioso, cuenta con un extenso bagaje político que inició a sus 24 años como asistente, en 1976, en la primera campaña presidencial del republicano Ronald Reagan.

Gobernador de Ohio desde 2011, fue previamente congresista durante 18 años en la Cámara de Representantes, en Washington, y senador estatal en Ohio. Es la segunda vez que Kasich aspira a la presidencia estadounidense. En 1999, presentó su candidatura, pero la retiró antes del inicio del proceso de primarias al no haber podido recaudar suficientes fondos y decidir que no podría competir con George W. Bush.

El candidato, según los últimos sondeos, se sitúa, con un apoyo del 1,5%, en la parte baja de la clasificación presidencial republicana, que actualmente lidera Donald Trump, con un 18% de respaldo.

Es la segunda vez que Kasich aspira a la presidencia. En 1999, presentó su candidatura, pero la retiró antes de las primarias

El diario The New York Times publica este martes una estimación de qué 10 candidatos participarán, según su posición en las encuestas, en el primer debate republicano que se celebrará el 6 de agosto en Cleveland. Las posibilidades de que Kasich acceda al debate televisivo son escasas por el poco margen de tiempo de que dispone, pero podría ocurrir, según los cálculos del diario. Si bien el debate es una cita importante para los candidatos, las elecciones primarias no tendrán lugar hasta principios de 2016, por lo que el excongresista tiene tiempo para incrementar su popularidad y recaudar más fondos.

“Estoy aquí para pediros vuestro apoyo y vuestras oraciones porque he decidido presentarme como candidato a las elecciones a la presidencia de Estados Unidos en 2016” dijo Kasich en un discurso apasionado y sincero, que comenzó con un repaso a su historia familiar. “Humildemente puedo decir que tengo las cualidades, la experiencia y las estadísticas para desempeñar el trabajo más importante del mundo y sé cómo restaurar Estados Unidos”, añadió el gobernador de Ohio.

Ohio es uno de los Estados clave, los llamados swing state, en las elecciones presidenciales por el alto número de votos electorales con los que cuenta. Desde el demócrata John F. Kennedy en 1960, ningún candidato ha logrado hacerse con la presidencia sin ganar en Ohio.

“La gente está preocupada por su futuro: muchos se preguntan, ¿cómo pagaré la deuda de la universidad de mis hijos?, ¿tendré suficientes ahorros para vivir cómodamente si me jubilo?, ¿podré pagar las medicinas que necesite si me pasa algo?”, enumeró Kasich en su discurso. 

El candidato aseguró que EE UU ha pasado por peores momentos, como los atentados del 11-S o las guerras mundiales, pero esgrimió que es hora de que el país, con “unidad y grandes ideas”, comience a superar los problemas que afronta, como la discriminación racial, con herramientas “del siglo XXI: innovación y emprendimiento”.

Más información