Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos 31 funcionarios de la prisión por la fuga de El Chapo Guzmán

Las sospechas se cimentan en que para la construcción del túnel se emplearon planos de la cárcel, un material de seguridad nacional

El Chapo Guzman
Soldados vigilan una carretera en Contepec, Michoacán REUTERS

Las investigaciones por la fuga de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, se centran en los funcionarios de la prisión de máxima seguridad El Altiplano. Al menos 31 integrantes del penal, incluido su director, ha sido detenidos y están siendo interrogados por la Fiscalía de Delincuencia Organizada. Las sospechas se cimentan en la evidencia de que para la construcción del túnel por el que se fugó El Chapo se emplearon planos de la cárcel, un material de seguridad nacional. También pesa que ningún funcionario advirtiese las obras pese a que la caseta donde trabajan los hombres de El Chapo estaba a unos pasos del presidio, y sobre todo, que la galería desembocase en la propia ducha del preso.

Los antecedentes juegan en contra de los funcionarios. En 2001, El Chapo, tras siete años encarcelado, logró escapar de la prisión de máxima seguridad de Puente Grande, en Jalisco, tras corromper a 60 integrantes de la cárcel, entre ellos, el mismo director. En aquella ocasión, Guzmán Loera salió del presidio oculto en un carro de la ropa sucia en compañía de un grupo de guardias. Esta evasión dio alas a una leyenda que la fuga del sábado no ha hecho más que acrecentar.

La fiscalía también ha puesto bajo su lupa todas las visitas que el líder del cártel de Sinaloa ha recibido en los últimos 16 meses. Nadie duda de que estaba perfectamente informado de lo que ocurría fuera. El asombroso plan de fuga requiere de una compleja logística. Planos, dinero, maquinaria y una seguridad de hierro. Todo un entramado que deja en evidencia no sólo a las fuerzas policiales sino a los servicios de inteligencia. Un fracaso que se ahonda por las escasas perspectivas de dar con el paradero de El Chapo. "Eso ya es casi imposible, no volverá a cometer el error de querer visitar a su familia", señala el experto Alejandro Hope, un antiguo alto cargo de los servicios de inteligencia.

Más información