Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco reputados economistas piden a Merkel que apoye a Grecia

Piketty, Sachs o Rodrik instan a la canciller en una carta a que ayude a reestructurar y reducir la deuda griega. “La historia la recordará por sus actos de esta semana”, dicen

Crisis de Grecia
La canciller alemana, Angela Merkel, y el vicecanciller y ministro de Economía, Sigmar Gabriel, hoy. AP

La austeridad impuesta a Grecia no ha funcionado. Solo ha servido para dañar el país aún más. Así lo plantean los economistas Thomas Piketty, Heiner Flassbeck, Jeffrey D. Sachs, Dani Rodrik y Simon Wren-Lewis en una carta abierta a la canciller alemana Angela Merkel y a los líderes del grupo antes conocido como la troika, en la que les piden que apoyen la reestructuración y la reducción de la deuda griega.

“La austeridad sin fin que Europa ha impuesto al pueblo griego no funciona. Grecia acaba de expresar alto y fuerte su rechazo a las nuevas medidas. Como muchos presentían, las exigencias financieras de Europa ha dado la estocada a la economía griega, ha conducido a un desempleo masivo, al colapso del sistema bancario y no ha hecho más que empeorar la crisis de la deuda externa que ha ascendido hasta un impagable 175% del PIB”, dicen los profesores de la Universidad de Paris (Piketty), Columbia (Sachs), Harvard (Rodrik) y Oxford (Wren-Lewis ) y quien fue secretario de Estado de Economía alemán (Flassbeck).

“El impacto humanitario de la crisis ha sido colosal: el 40% de los niños griegos viven en la pobreza, la mortalidad infantil es muy elevada y el desempleo juvenil está cerca del 50%. La corrupción, la evasión fiscal y la mala gestión de los anteriores gobiernos griegos han contribuido a inflar desmesuradamente la deuda. El pueblo griego ha cumplido con creces las peticiones de austeridad de Merkel —rebaja de salarios, recortes del gasto público y en las pensiones, privatizaciones y desregulaciones y aumento de los impuestos—. Sin embargo, después de varios años, los numerosos programas llamados de ajuste impuestos a Grecia han servido únicamente para crear una Gran Depresión, comparable a la que atravesó Europa entre 1929 y 1933. La medicina prescrita por el Ministerio de Finanzas alemán y por Bruselas ha dañado al paciente, no ha curado la enfermedad”, reclaman en la misiva, que ha recogido y organizado la plataforma de peticiones online Avaaz, en el marco de una solicitud en favor de Grecia que ha recibido el apoyo ya de más de 500.000 ciudadanos.

“Se le está pidiendo  al Gobierno griego que se ponga una pistola en la cabeza y apriete el gatillo”

Los cinco expertos urgen a la canciller y a los acreedores a a reconducir su postura “para evitar un nuevo desastre y permitir a Grecia permanecer en la zona euro”. “Ahora mismo, se pide al Gobierno griego que se ponga una pistola en la cabeza y apriete el gatillo. Tristemente la bala no acabará solo con el futuro griego en Europa. El daño colateral también pondrá fin a la Eurozona como faro de esperanza, democracia y prosperidad, y podría tener consecuencias económicas a escala global”, lamentan.

En los años 1950, dicen los economistas, “se construyó Europa sobre el perdón de las deudas del pasado, sobre todo las de Alemania; algo que ha contribuido enormemente al crecimiento económico y a la paz de la posguerra”.

Hoy, dicen, “necesitamos una reestructuración y reducción de la deuda griega, dando a la economía espacio para respirar y recuperarse, y permitir a Grecia asumir una carga reducida de la deuda por un largo periodo de tiempo. Ahora es tiempo para repensar de manera humana el fallido y punitivo programa de austeridad de estos años y de acordar una mayor reducción de la deuda en paralelo a la puesta en marcha de las reformas que el país necesita”.

“Para la canciller Merkel nuestro mensaje es claro”, reclaman. “La instamos a tomar el mando de liderazgo en esto por Grecia y Alemania, y también por el mundo. La historia la recordará por sus actos de esta semana. Esperamos y contamos con usted para dar estos audaces generosos pasos para Grecia, que servirán a Europa para las generaciones venideras”.