Escenarios para después de la cumbre

La situación de Grecia se vuelve cada vez más delicada. A unas horas del Eurogrupo y de la cumbre de hoy

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble (segundo derecha), conversa con varios homólogos antes del inicio del Eurogrupo.
El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble (segundo derecha), conversa con varios homólogos antes del inicio del Eurogrupo.OLIVIER HOSLET (EFE)

Con los bancos cerrados, corralito y controles de capital, el primer impago al FMI en un país desarrollado, el final del segundo rescate y el reciente referéndum, la situación de Grecia se vuelve cada vez más delicada. A unas horas del Eurogrupo y de la cumbre de hoy, estos son los escenarios de los próximos días.

1. PROGRAMA PUENTE. El grupo de trabajo del Eurogrupo (los números dos de los ministerios de Hacienda del euro) se reunieron ayer en Bruselas y dejaron claro que ni siquiera es seguro que los Estados miembros den un mandato a las instituciones para empezar a negociar. Todo depende de la propuesta que presente Grecia a los socios. Si la propuesta es lo suficientemente atractiva (y eso supondría que el primer ministro Alexis Tsipras traspasara muchas de sus líneas rojas), el Eurogrupo y la cumbre del euro darán luz verde a ese mandato. En ese caso, el BCE podría ampliar las líneas de liquidez de emergencia a los bancos griegos y evitar la bancarrota, ante la constatación de que las entidades se están quedando secas. En Bruselas se especula con un programa puente, capitaneado por el BCE y con una posible reestructuración de la deuda griega (una ampliación de plazos y una rebaja de los intereses, e incluso periodos más largos de carencia) en otoño. Eso daría a los griegos algo de tiempo para negociar a toda velocidad un tercer rescate multimillonario.

Más información
Francia y la Comisión Europea se movilizan para evitar el Grexit
Hollande y Merkel abren la puerta a Grecia para negociar una salida
El negociador con los acreedores, nuevo ministro de Finanzas griego

2. INQUIETUD EN LA BANCA. Si la propuesta de Tsipras no es lo suficientemente ambiciosa, vienen curvas por el lado del sector bancario que puede precipitar el primer paso hacia la salida de Grecia de la eurozona esta misma noche. Las cuatro grandes entidades griegas están cerca del colapso; el corralito y los controles de capital están castigando a la banca y al conjunto de la economía. El BCE no les puso ayer las cosas fáciles. Con el no en el referéndum, el final del rescate y el impago del FMI, si los socios del euro no dan una señal política y dan un mandato para negociar ese tercer rescate, el BCE podría, entre hoy y mañana, cerrar el grifo de liquidez a los bancos. En ese caso haría falta una recapitalización fulminante: sin dinero europeo y con Grecia sin blanca, aumenta posibilidad de crear una moneda paralela, que metería a Grecia y la eurozona en aguas desconocidas: dos monedas circulando a la vez en un país del euro. Junto con esa recapitalización, es probable algún tipo de castigo a los ahorradores, al estilo de Chipre, de manera que sean los acreedores de los bancos (poseedores de deuda, en primer lugar, pero quizá también depositantes) quienes paguen parte de la factura.

3. GREXIT. La teoría de la conspiración ha aparecido después de los acontecimientos en Grecia. El historiador americano Mark Mazower piensa que el referéndum fue una maniobra para consolidar el poder de Tsipras dentro de su partido. Pero Mazower apunta otra explicación en The New York Times: que Tsipras en realidad quisiera sacar a Grecia de la Eurozona. "Le ha pedido a los griegos que voten "no" a un programa de rescate que ya ha expirado. La única inferencia lógica, aunque él lo niegue, es que está deseando ver a Grecia fuera del euro. Sabe que sería poco popular y una apuesta enorme". Fuentes diplomáticas explican que Tsipras parece haber hecho todo lo posible para que el rescate expirara; el control de capitales y la entrada del país en suspensión de pagos hacen muy difícil evitar una salida del euro, según la misma fuente.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Claudi Pérez

Director adjunto de EL PAÍS. Excorresponsal político y económico, exredactor jefe de política nacional, excorresponsal en Bruselas durante toda la crisis del euro y anteriormente especialista en asuntos económicos internacionales. Premio Salvador de Madariaga. Madrid, y antes Bruselas, y aún antes Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS