Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

México desatasca la reforma educativa en Oaxaca y Michoacán

El Gobierno logra con una semana de retraso realizar los exámenes a los maestros en los dos Estados con más oposición a la medida

Manifestación de maestros en Michoacán contra la reforma
Manifestación de maestros en Michoacán contra la reforma EFE

Con una semana de retraso, el Gobierno mexicano ha logrado cumplir con el calendario previsto para las pruebas que obligatoriamente han de pasar los maestros del país. La conocida como evaluación docente, una de las medidas más espinosas de la reforma educativa, encontró el fuerte rechazo de una parte de la comunidad docente. En concreto de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), una escisión del sindicato de maestros, ha logrado durante meses sostener un pulso contra el Gobierno y provocar la suspensión de las pruebas hasta en dos ocasiones. La última, la semana pasada. Las evaluaciones se llevaron a cabo en todos los Estados del país salvo en Oaxaca y Michoacán, dos de los estados con más presencia sindical. Este fin de semana sí han podido realizarse las pruebas en ambos Estados. “La reforma educativa avanza”, señaló la Secretaría de Educación Pública (SEP), en un comunicado.

Mientras que durante el sábado y el domingo pasado un total de 48.674 aspirantes disputaban en 30 estados por 21.868 plazas de educación primaria, la SEP anunciaba que en Oaxaca y Michoacán quedaban paralizadas “al no existir todas las condiciones que garantizaran su realización", y que anunciarían nuevas fechas, horarios y lugares alternativos. Según el periódico La Jornada, la discreción con la que han sido organizadas esta vez habría surtido efecto, ya que la CNTE no ha llegado a conocer las nuevas fechas ni los lugares de los exámenes.

“La secretaría ha establecido un contacto individual con los maestros. Lo importante es que estos profesores determinaron su derecho a ser evaluados”, dijo este lunes en una entrevista a la radio un algo cargo de la SEP. La participación fue del 88.5% en Oaxaca, y del 61% en Michoacán, según el comunicado oficial.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación ratificó la pasada semana la validez de las evaluaciones

El fin de semana pasado maestros de la CNTE bloquearon en Michoacán las entradas para impedir la entrada a las aulas. En Oaxaca, miles de maestros se manifestaron por las calles de la ciudad durante la mañana en una prolongación de las protestas vividas en la víspera de la jornada electoral del siete de junio, cuando se registraron varios ataques a oficinas electorales y quemas de papeletas. El crecimiento de la tensión provocó incluso a nueve días del celebrarse los comicios, el Gobierno anunciara una “suspensión indefinida de las pruebas” para asegurar la paz electoral.

La tregua en todo caso duró poco. Al día siguiente de celebrarse las elecciones, un nuevo comunicado oficial anunciaba la recuperación de los exámenes a los maestros. Esta remodelación de los requisitos y las condiciones laborales de los profesores es uno de los cambios más polémicos ya que hasta ahora algunos maestros heredaban la plaza. Especialmente arraigado en regiones pobres del suroeste del país, la CNTE se niega al mecanismo de la evaluación alegando que el sistema actual ya cuenta con criterios autónomos de selección y supervisión, además de defender que se concedan plazas automáticas a los estudiantes de magisterio de escuelas rurales y a los hijos de los maestros jubilados.

El margen para modificar el nuevo sistema implantado por la reforma parece en todo caso muy reducido. La Suprema Corte de Justicia de la Nación ratificó la pasada semana la validez de los exámenes a los profesores. En respuesta a un recurso de amparo de los propios maestros el máximo tribunal de México estableció la constitucionalidad de las evaluaciones. A partir de ahora, los maestros con plaza fija que suspendan tres pruebas consecutivas serán apartados las aulas y reubicados en otro puesto de trabajo. Los docentes sin plaza fija que no pasen las evaluaciones, serán cesados.