Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varoufakis responsabiliza a Merkel del futuro de Grecia

El ministro heleno dice que no firmará un acuerdo que suponga más deuda bajo duras condiciones

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, antes de entrar en un Consejo de Ministros extraordinario el sábado 20 de junio
El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, antes de entrar en un Consejo de Ministros extraordinario el sábado 20 de junio.

Un día antes de la reunión en la que los líderes de la zona euro tratarán de buscar un acuerdo que impida la bancarrota de Grecia, el ministro de Finanzas heleno, Yanis Varoufakis, se dirige a la jefa de Gobierno más poderosa de Europa, la canciller alemana Angela Merkel, para recordarle que de ella depende el futuro de Grecia. Tanto el Gobierno alemán como distintos responsables europeos han repetido en los últimos días que la pelota está en el tejado griego. Ahora, Varoufakis le da la vuelta al argumento y deja en manos de Merkel toda la responsabilidad.

“La canciller alemana afrontará el lunes una elección complicada: cerrar un acuerdo honorable o escuchar los cantos de sirena de aquellos dentro de su Gobierno que le animan a tirar por la borda el único Gobierno que puede llevar a los ciudadanos griegos por el camino de las reformas auténticas. Mucho me temo que la elección es suya”, escribe el ministro en un artículo publicado, no por casualidad, en un diario alemán: el dominical del Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Varoufakis también recuerda que el día que juró el cargo de ministro prometió no aceptar préstamos impagables, tal y como hicieron sus antecesores, y deja claro que su Gobierno llegará a Bruselas con la intención de cerrar un acuerdo “siempre y cuando no se nos pida que hagamos lo que ya hicieron los anteriores gobernantes griegos: aceptar nuevos créditos bajo condiciones que ofrecen muy poca esperanza de que podamos devolver las deudas”.

El político griego que despierta más recelos en Alemania escribe este artículo en un momento de máxima presión para la canciller, en cuyo partido democristiano y en su propio Gobierno encuentra cada vez más voces reacias a conceder nuevas ayudas a Grecia. Incluso sus socios de coalición del Partido Socialdemócrata (SPD) también han endurecido en los últimos días su posición frente a Atenas. Sigmar Gabriel, número dos del Gobierno y líder del SPD, ha advertido que Europa no se dejará chantajear y ha acusado al Gobierno de Alexis Tsipras de jugar con fuego al poner en riesgo el futuro de Grecia y de la UE.

Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo y miembro del SPD, subió el sábado el tono de las advertencias al sugerir que una salida de Grecia de la moneda única implicaría también su abandono de la UE. “Lo que no puede ser es pretender abandonar el euro, no pagar las deudas y después confiar en que los fondos del presupuesto europeo sigan fluyendo alegremente”, dijo Schulz en un acto del SPD.

Más información