Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El veto entre UE y Rusia amenaza dos millones de empleos, según un estudio

La Comisión Europea cree, sin embargo, que el efecto es "reducido" y "manejable"

Efecto de los vetos UE-Rusia en las exportaciones

Los embargos que la Unión Europea impuso a Rusia por el conflicto con Ucrania han tenido poco éxito a la hora de paralizar bienes de políticos y oligarcas del país. Sin embargo, el intercambio de sanciones posterior entre las dos potencias pone en peligro más de dos millones de puestos de trabajo y alrededor de 100.000 millones de euros en valor añadido en toda Europa. Esa es la conclusión del Instituto Austriaco de Investigación Económica (WIFO), según un estudio realizado en exclusiva para la Alianza de Periódicos Líderes en Europa (LENA).

Los expertos parten del escenario más adverso: “La caída de las exportaciones que en otoño pasado considerábamos el peor de los casos se ha hecho realidad”, señala Oliver Fritz, uno de los tres autores del análisis. Añade que quizá los efectos se podrían aminorar si las empresas que ya no pueden vender a Rusia exportasen más a otros países, algo de lo que parece que hay indicios en los productos agrícolas.

El pasado miércoles, los representantes permanentes ante la UE acordaron que las sanciones económicas europeas contra Rusia se debían prolongar hasta finales de enero de 2016. El Consejo de Asuntos Exteriores debe adoptar una decisión formal el próximo lunes. Y este viernes se espera que el presidente ruso, Vladímir Putin, que participa en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo, quizá también haga alguna referencia a los vetos. Según cálculos del WIFO, en Alemania, el país más afectado por la crisis con Rusia, hay en juego casi medio millón de puestos de trabajo y unos 27.000 millones de euros en valor añadido. Italia perdería algo más de 200.000 empleos. Y en España, si se cumplieran los peores escenarios adversos, 160.000 trabajos podrían sufrir el impacto del veto ruso a las importaciones, ya que el país euroasiático impide las importaciones de productos frescos al país.

Las conclusiones del estudio difieren de las del último informe confidencial de la Comisión Europea sobre las sanciones al que han tenido acceso los corresponsales en Bruselas de EL PAÍS y Die Welt. La comisión concluye que las medidas tendrán escasas consecuencias para la economía europea y que no afectarán a la mayoría de las exportaciones, ya que solo se ha prohibido la venta de determinados equipos militares y mercancías. Afirma que los efectos para la economía europea son “relativamente reducidos” y “manejables”.

A finales de mayo, la Comisión se mostró incluso confiada en que los resultados negativos que habían tenido las sanciones podrían seguir disminuyendo. A corto plazo —es decir, en 2015— cree que las consecuencias adversas de las represalias comportarían un retroceso de tan solo el 0,25% del PIB de la UE.

Carlo Bonini, Jörg Eigendorf, Nicola Lombardozzi, Andreas Maisch, Andre Tauber, Claudi Pérez, Mario Stäuble, Jenner Melett, Eduard Steiner, Pierre-Alexandre Sallier y Cristina Delgado.

Estas informaciones son iniciativas de la Alianza de Periódicos Líderes en Europa (LENA). Forman parte Die Welt, La Repubblica, Le Figaro, Le Soir, Tages-Anzeiger, Tribune de Genève y EL PAÍS.