Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un comité experto pide la reforma de la ONU ante “las amenazas actuales”

El grupo de expertos presentará sus propuestas en el 70º aniversario de la organización

Un grupo de cascos azules de la ONU patrullan un campo de desplazados del terremoto en Haití, en 2010.
Un grupo de cascos azules de la ONU patrullan un campo de desplazados del terremoto en Haití, en 2010. AP

Naciones Unidas ha cumplido 70 años, y un comité independiente de 14 expertos ha elaborado un informe con una ambiciosa lista de recomendaciones destinadas a la reforma del organismo intergubernamental más famoso del mundo. Reunidos en torno a la Comisión sobre Seguridad Global, Justicia y Gobernanza (auspiciada por el Instituto de La Haya para la Justicia Global y el centro estadounidense de estudios Stimson) el cambio propuesto abarca tres áreas fundamentales: clima, cibercrimen y conflictos internacionales. “La ONU no está preparada para encarar las amenazas actuales, que son cambiantes y transfronterizas. Si no quiere arriesgarse a prolongar crisis globales, debe renovarse”, asegura el estudio. Titulado Afrontando la crisis de la gobernanza global, se presenta este martes en el Palacio de la Paz, sede el Tribunal Internacional de Justicia de la propia ONU.

Dirigido por Madeleine Albright, antigua secretaria estadounidense de Estado, y por Ibrahim Gambari, exministro nigeriano de Exteriores y subsecretario general de la organización para Asuntos Políticos, sus advertencias “superan las fronteras nacionales y pretenden llegar al mundo de la empresa y la sociedad civil, además de otras instituciones de gobernanza global, para resolver mejor los retos derivados de los conflictos estatales, el cambio climático y una economía híper conectada”.

La transformación propuesta pasa, entre otras cosas, por modernizar las operaciones internacionales de paz y mediación. Según los autores, es necesario crear una nueva generación de mediadores, con una mayor proporción de mujeres, para prevenir conflictos y sostener la paz. Asimismo, resulta vital disponer de suficiente personal civil, militar y policial para atender las labores de las propias misiones de paz. Involucrar a las mujeres al posterior proceso de reconstrucción, y coordinar a todas las agencias de la ONU para evitar atrocidades se considera irrenunciable.

El clima es otro de los pilares de la reforma sugerida, y se pide la colaboración del sector privado, la creación de licencias para tecnología ecológica, y la revisión de los experimentos llevados a cabo sobre “los cambios atmosféricos”. También es necesario fijar un objetivo para la adaptación de clima. Algo parecido a la barrera de los dos grados centígrados de calentamiento de la Tierra, aconsejada para contener el efecto invernadero.

Dadas las consecuencias inevitables de los vaivenes de la economía mundial, el estudio propone “crear un G20 adicional (G20+) para que una verdadera cooperación evite crisis financieras”. En cuanto al cibercrimen, otro fenómeno generalizado, se presenta como necesaria la fundación de una red global de centros para combatirlo, con ayuda de INTERPOL.

Un informe de estas características no estaría completo sin señalar la anomalía del Consejo de Seguridad en su composición actual. Formado todavía por cinco miembros permanentes con derecho a veto (Rusia, Reino Unido, China, Francia y Estados Unidos), elegidos entre los vencedores de la II Guerra Mundial, se anima a “brindar oportunidades a otros países, organizaciones regionales y no gubernamentales, así como autoridades locales, para que contribuyan a la forja y mantenimiento de la paz “. “Al mismo tiempo, habría que fortalecer la legitimidad del Consejo y restringir el derecho de veto”, concluye este apartado.

Antes de pedir el refuerzo y uso más amplio de la Corte Penal Internacional, el equipo de Albright e Ibrahim llaman “a darle voz a asuntos poco representados ahora como los derechos de la mujer, emigración, y preparación de una fuerza de trabajo moderna”.

Las propuestas serán elevadas el próximo septiembre a la cumbre conmemorativa del 70 aniversario de la ONU. Para que no caigan en el olvido una vez entregado el informe, la Comisión sobre Seguridad Global, Justicia y Gobernanza ha resuelto mantenerse en activo hasta 2020.