Tres días de prisión para los turistas que posaron desnudos en Malasia

Un bribunal condena a tres días de prisión a dos canadienses, un holandés y una británica

Los cuatro acusados, a su llegada al tribunal, este viernes.
Los cuatro acusados, a su llegada al tribunal, este viernes.Mohd Asraffirdauz Bin Abdullah (AP)

Un tribunal de Malasia condenó este viernes a tres días de prisión y al pago de una multa a los cuatro turistas detenidos el miércoles por posar desnudos en el monte Kinabalu, en el este del país, informó la prensa local. Antes del fallo, los acusados —dos canadienses de 23 y 22 años, un holandés de 23 años y una británica de 24— habían aceptado los cargos de comportamiento obsceno en espacio público ante el juez en Kota Kinabalu, en el estado de Sabah.

La sentencia permitió la puesta en libertad de los acusados, que se enfrentaban a una pena de tres meses y que han superado la condena de tres días impuesta este viernes con el tiempo que ya han pasado bajo custodia policial, según el portal Malaysiakini. El juez también impuso el pago de una multa de 5.000 ringit (1.331 dólares o 1.190 euros) a los cuatro turistas, que comparecieron ante el tribunal esposados por parejas, en medio de un fuerte despliegue policial.

Más información
San Francisco prohíbe el nudismo
Vera da marcha atrás y anuncia que retirará la prohibición del nudismo
Cadena humana y nudista por la independencia
Amina seguirá en prisión provisional por ‘profanación’

Los cuatro formaban parte de un grupo de 27 turistas que realizaba el descenso del monte Kinabalu tras haber alcanzado la cima y se fotografiaron desnudos junto a otros seis viajeros que las autoridades malasias aún buscan. Según la acusación, los turistas se retaron, pese al frío, a fotografiarse desnudos en la cima de este monte de más de 4.000 metros de altitud. Los guías les pidieron que no lo hicieran. El abogado de la defensa, Ronnie Chiam, presentó como atenuantes la ignorancia y el arrepentimiento de los acusados. "Como gesto de remordimiento, quieren extender su disculpa pública al pueblo de Sabah y de Malasia", indicó el letrado.

El incidente ocurrió en la madrugada del pasado 30 de mayo, seis días antes del terremoto de magnitud 6 en la escala de Richter que causó la muerte de 18 excursionistas y guías en el Kinabalu, un popular destino turístico de esta zona en la isla de Borneo. Tras la circulación de las imágenes por las redes sociales, líderes de comunidades indígenas culparon a los turistas por haber enojado con su actitud a los espíritus de este lugar, que consideran sagrado, y de haber desencadenado el temblor.

En el momento del terremoto, alrededor de 200 personas escalaban o descendían la montaña de 4.095 metros de altura, la más alta de la isla de Borneo y situada en un parque protegido. El temblor se prolongó durante un minuto y provocó avalanchas, desprendimientos de rocas y el derrumbe de dos montículos donde se practica la escalada, así como daños en varios edificios del parque nacional.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS