París y Berlín tantean una tercera vía en el reparto de refugiados

Hollande y Merkel se proponen reducir emisiones con un plan "ambicioso y vinculante"

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, en la conferencia sobre clima celebrada el 19 de mayo en Berlín.
La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, en la conferencia sobre clima celebrada el 19 de mayo en Berlín.TOBIAS SCHWARZ (AFP)

El presidente francés, François Hollande, fue el martes en Berlín rotundo al rechazar el sistema de cuotas obligatorias para refugiados ideado por la Comisión Europea. A su lado, la canciller Angela Merkel dijo que ambos Gobiernos buscan una posición común para lograr un reparto más equilibrado, siempre “sobre la base de la propuesta de la Comisión”.

La iniciativa de Bruselas de establecer cuotas nacionales para los solicitantes de asilo fue recibida en París y Berlín de forma muy distinta. Francia, con una fuerte oposición del Frente Nacional de Marine Le Pen y la UMP de Nicolas Sarkozy, se desmarcó el fin de semana de una propuesta de alto voltaje político. Alemania, que en 2014 batió récord de peticiones de asilo y este año espera un nuevo máximo de 450.000 solicitudes, llevaba tiempo reclamando a sus socios un reparto más justo, algo muy parecido a la propuesta de Bruselas. Ahora, según anunció Merkel, los ministros de Interior de los dos países buscarán una posición de compromiso que pueda ser digerible en el resto de capitales europeas.

Más información
El reparto de solicitantes de asilo abre un nuevo pulso en la UE
España discrepa de las cuotas de refugiados que propone Bruselas
Bruselas establece cuotas para repartir a los inmigrantes que piden asilo
Valls rechaza el reparto de refugiados por cuotas en la Unión Europea
Reino Unido rechaza el reparto por cuotas de los refugiados

Hollande repitió en Berlín lo que el fin de semana había dicho el primer ministro francés, Manuel Valls. Las cuotas en el derecho de asilo “no tienen ningún sentido”, aseveró el presidente. “En cambio, ya que los refugiados van siempre a los mismos países, debemos asegurarnos de que los otros Estados asuman su parte. Es lo que llamamos el reparto”, añadió.

La negativa francesa a asumir la propuesta de la Comisión complica aún más un proyecto que ya nació con voces críticas como la de Reino Unido, Polonia o Hungría. España, que en principio se había mostrado más abierta, critica ahora los cálculos hechos por Bruselas. El Gobierno de Mariano Rajoy considera que indicadores como la tasa de paro deberían tener un mayor peso en la fórmula que determina el porcentaje de asilados que corresponde a cada país.

Pero, ¿cómo lograr un sistema más equitativo sin imponer las cuotas que ahora rechazan tantos, incluida Francia? “Habrá que estudiar diversos mecanismos. Por ejemplo, un sistema voluntario”, responden fuentes diplomáticas francesas. La negativa de París al plan pergeñado por la Comisión se explica también porque, de ponerse en marcha, supondría para Francia un mayor volumen de asilados, que pasarían del 11% del año pasado al 14% propuesto por Bruselas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Pese a las dificultades de llegar a un punto de encuentro, Merkel dijo sentirse “optimista” sobre la posibilidad de que Francia y Alemania se pongan de acuerdo “en un breve periodo de tiempo”. Pero de su discurso se deduce que Hollande no debe esperar grandes cambios, ya que la base de la posición franco-alemana será siempre lo que la Comisión ya ha puesto sobre la mesa.

La canciller alemana también habló la misión naval en el Mediterráneo para luchar contra las redes que trafican con inmigrantes. Este plan europeo, dijo Merkel, solo puede ponerse en marcha con un claro respaldo jurídico internacional, lo que exige una resolución favorable del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Algo que hoy parece lejano.

La inmigración copó también las dos horas de debate sobre Hungría en el pleno del Parlamento Europeo, reunido en Estrasburgo. Hungría, que el año pasado fue el segundo receptor de solicitantes de asilo per cápita, tan solo por detrás de Suecia, volvió a dejar claro su rechazo a la iniciativa de la Comisión Europea, que tachó de “locura”, informa Belén Domínguez Cebrián. El primer ministro, Viktor Orbán, aseguró también que un reparto de cuotas “artificial” es un “incentivo” para los traficantes de seres humanos.

Hollande visitaba Berlín con motivo del llamado Diálogo del Clima de Petersburgo, un foro informal que busca fórmulas para que la cumbre del clima que se celebrará a finales de año en París sea un éxito. En un comunicado conjunto, Francia y Alemania se comprometen a "emprender todos los esfuerzos necesarios" para alcanzar un acuerdo de cambio climático "ambicioso, global y vinculante". "Nos esforzaremos para descarbonizar totalmente la economía global a lo largo de este siglo", añade el comunicado.

Merkel también ha planteado la posibilidad de que la UE amplíe sus objetivos de reducción de emisiones más allá de los ya fijados. "La UE ya mandó una señal clara el año pasado al anunciar que reduciría para 2030 en al menos un 40% sus emisiones respecto a 1990. Pero el término 'al menos' deja la puerta abierta a volver a reflexionar si debemos realizar cambios", aseguró la canciller.

Presión para que Grecia negocie ya

L. D. / C. P.

Todos los Gobiernos de la UE desean que Grecia siga dentro del euro, pero si el primer ministro Alexis Tsipras quiere evitar la suspensión de pagos, tendrá que acelerar las negociaciones con el organismo antes llamado troika y ahora simplemente instituciones. Y Atenas no tiene mucho tiempo. La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Francois Hollande, dijeron el martes en Berlín que a finales de este mes debería pactarse un programa. Eso deja escasos 12 días a Grecia.

El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, afirmó en una entrevista a Bloomberg que el pacto debe estar cerrado “para los últimos días de mayo o los primeros días de julio”. Juncker subrayó los progresos en lo relativo a la subida del IVA, los cambios respecto a la recaudación de impuestos y la puesta en marcha de un mecanismo de insolvencia. Pero no hay acuerdo ni por asomo en lo relativo a la reforma de pensiones y la reforma laboral.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Luis Doncel

Es jefe de sección de Internacional. Antes fue jefe de sección de Economía y corresponsal en Berlín y Bruselas. Desde 2007 ha cubierto la crisis inmobiliaria y del euro, el rescate a España y los efectos en Alemania de la crisis migratoria de 2015, además de eventos internacionales como tres elecciones alemanas o reuniones del FMI y el BCE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS