Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turquía derriba una aeronave siria que había violado su espacio aéreo

Siria sostiene que el aparato derribado en la frontera por cazas turcos era un dron

Tanques turcos desplegados cerca de la frontera con Siria en septiembre de 2014.
Tanques turcos desplegados cerca de la frontera con Siria en septiembre de 2014.

Cazas del Ejército turco derribaron este sábado una aeronave siria después de que, presuntamente, el aparato violase en repetidas ocasiones el espacio aéreo de Turquía en la provincia fronteriza de Hatay (sur del país). Según fuentes del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas turcas citadas por la prensa local, a media tarde una aeronave siria penetró en el espacio aéreo turco hasta en tres puntos diferentes de la provincia de Hatay, por lo que se ordenó a dos aviones F-16 despegar de la cercana base militar de Adana para darle caza. “Abrieron fuego dos veces y alcanzaron la aeronave”, afirmaron dichas fuentes.

En un primer momento, las fuerzas armadas turcas no han hecho público qué clase de aparato era el derribado –los restos cayeron en territorio sirio-, pero el ministro turco de Defensa, Ismet Yilmaz, ha informado posteriormente de que se trataba de un helicóptero. Sin embargo, la televisión pública siria sostiene que era un dron, un aparato no tripulado teledirigido de vigilancia.

"Es un incidente importante y Turquía ha demostrado decisión. Espero que se tome nota del mensaje y nadie se atreva a violar nuestras fronteras", ha afirmado sobre el asunto el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, informa Europa Press

Los incidentes aéreos entre ambos países se han incrementado desde que en 2012 un F-4 turco fuese derribado por Siria, tras lo cual un helicóptero y un caza MIG 23 sirios fueron derribados por Turquía. Numerosos proyectiles sirios han caído en territorio turco desde que la guerra civil se extendiese en el país vecino, y los militares turcos han respondido con fuego de artillería en varias ocasiones.

En el último mes y medio, Turquía y Arabia Saudí han aumentado su apoyo a los rebeldes sirios quienes, con un nuevo mando conjunto que integra a facciones moderadas y yihadistas, han conquistado terreno a las fuerzas del régimen sirio de Bachar el Asad. Los avances se han producido especialmente en la provincia siria de Idlib, fronteriza con Hatay. En la provincia de Hatay, varias fuentes consultadas por EL PAÍS afirman que los rebeldes continúan utilizando la frontera para introducirse ilegamente en Siria así como también haciendo entrar armas y material logístico con la presunta ayuda de Turquía.

En la última semana, dirigentes de la oposición turca han denunciado los supuestos planes del Gobierno islamista moderado turco de entrar militarmente en Siria, rumor que se ha visto reforzado por el hecho de que el jefe del Estado Mayor, Necdet Özel, aparentemente contrario a la intervención, se haya tomado una baja médica de dos semanas. Tanto los rebeldes como Ankara demandan desde hace tiempo que se instaure una zona de exclusión aérea sobre el norte de Siria para permitir a los rebeldes asegurar sus conquistas y a los refugiados disponer de un lugar a salvo de los bombardeos del régimen sirio.

La noche del pasado martes, fuentes locales en Hatay aseguraron a este diario que entre tres y cuatro cazas turcos sobrevolaron la frontera siria por espacio de una hora lo que incrementó el temor de sus habitantes a una inminente intervención de Turquía en el país vecino.