Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dieciséis países despenalizan la homosexualidad en nueve años

Aún castigan a gais y lesbianas 76 Estados. Nueve de ellos prevén hasta pena de muerte

Manifestación del Orgullo Gay en La Habana el pasado 9 de mayo.
Manifestación del Orgullo Gay en La Habana el pasado 9 de mayo. AFP

El informe anual sobre Homofobia promovida por el Estado de la Asociación Internacional de Gais y Lesbianas (ILGA) recoge pequeños avances en su versión de 2015. Ya son 117 de 193 los países cuyas legislaciones consideran las relaciones entre personas del mismo sexo legales siempre que se sean actos privados. En el trabajo de 2014 eran 113. Mozambique, Palau, Lesotho, La República Turca del Norte de Chipre y Santo Tomé y Príncipe han cambiado su legislación en los últimos años en ese sentido (la complejidad de la tarea hace que a veces los avances legislativos lleguen con algún retraso al mapa de ILGA). En cambio, Chad ha estrenado un nuevo código penal que sí las penaliza.

En el lado contrario, la lista de los países que penalizan estas relaciones con la pena de muerte ha aumentado. A sus componentes tradicionales (Arabia, Mauritania, Sudán, Irán y Yemen, más regiones de Nigeria y Somalia), la ILGA considera que debe añadir Irak, que hasta ahora no figuraba. “Aunque no figura en su código penal, indudablemente tiene jueces y milicias a través del país que aplican la pena de muerte”, afirma. A ello hay que añadir el Estado Islámico, que, aunque no sea un país reconocido, también condena a muerte a los gais.

Además de los países que aplican la pena de muerte a las relaciones entre personas del mismo sexo, hay otro grupo que la tiene en su ordenamiento legal, pero no la usan. Son Pakistán, Afganistán, Catar y otro que se estrena en esta lista: Brunéi, que el año que viene inaugurará un código basado en la sharia que prevé la muerte por lapidación en estos casos, aunque ILGA confía en que no aplique el castigo máximo.

El matrimonio entre personas del mismo sexo ya es legal en 18 países, cuatro más que hace un año, con la incorporación de Luxemburgo, Eslovenia, Finlandia (cuya ley entrará en vigor en 2017) y Estonia (lo hará en 2016). Además, el Estado mexicano de Coahuila y 17 integrantes de EE UU han aprobado leyes de matrimonio igualitario. Con ello en Estados Unidos ya son 37 los Gobiernos estatales que lo permiten, 38 si se suma el distrito de Columbia.

Curiosamente, la adopción por parejas del mismo sexo –no implica que estén casadas- es legal en 19 países, uno más de los que permite el matrimonio. Luxemburgo, Malta, Austria, Irlanda y Eslovenia son los últimos que han legislado en este sentido.

“Este informe no debe interpretarse de manera aislada”, señalan las co secretarias generales de ILGA Ruth Baldacchino y Helen Kennedy. “Cuando trascendemos el marco legal, encontramos a muchos individuos y organizaciones valientes que trabajan con presupuestos mínimos”, dicen.

Los autores del trabajo, Aengus Carroll y Lucas Paoli, destacan que en 2006 el número de países que consideraban las relaciones de gais o lesbianas ilegales eran 92, frente a 76 actuales. “Sin embargo, la situación es aún inaceptable. Más de un tercio de los países del mundo aún consideran ilegales las relaciones sexuales consentidas entre personas del mismo sexo”. El contrapunto es que, “aunque en 2013 hubo un gran número de países que se sumaban a la ola de prohibir la ‘propaganda homosexual’, al final un número muy pequeño las ha puesto en marcha [Argelia, Lituania, Nigeria y Rusia]”. Haber parado otras iniciativas es un motivo para seguir con este trabajo, afirman.