“La recuperación de cadáveres está en manos de pobladores locales”

El jefe del operativo de la Guardia Civil, ya de regreso, relata la devastación de la zona más afectada por el terremoto nepalí y cómo hallaron el cuerpo de la senderista española

El paisaje desolador de Nepal tras el segundo terremotoFoto: atlas | Vídeo: ATLAS

Cuando el comandante Pedro Garijo llegó hasta Langtang Village (Nepal) hace diez días con su Unidad de Rescate de Montaña de Jaca (Huesca), se encontró con una gigantesca lengua de tierra y piedras. “No existe el pueblo, lo ha sepultado, sólo queda una casa en pie que protegió una enorme roca”. Lo siguiente fue acercarse hasta el lugar donde los pobladores que sobrevivieron al desastre agrupaban los cadáveres que encontraban entre los restos de la avalancha, provocada por el terremoto que se cebó con esa zona del país el pasado 25 de abril. Allí estaba el cuerpo de la senderista catalana Roser Palau, a quien reconocieron gracias a una fotografía. Este lunes, horas antes de que un segundo terremoto de 7,3 grados de magnitud hiciera temblar de nuevo el país, regresaban a España y abandonaban ese valle desolado: “No queda casi nadie, y los que permanecen allí es porque no tienen otra opción”, dice recordando a la única mujer que seguía con vida en la población de Chyanki o a los aproximadamente 300 habitantes que tenía Langtang (“aparte de los numerosos turistas”).

Así es ahora Langtang Village (Nepal), solo queda una casa en pie (al fondo de la imagen) donde antes vivían 300 personas más decenas de turistas.
Así es ahora Langtang Village (Nepal), solo queda una casa en pie (al fondo de la imagen) donde antes vivían 300 personas más decenas de turistas.

Han realizado 12 operaciones aéreas, tres de ayuda humanitaria, trasladado a seis niños nepalíes, recuperado 25 cuerpos… Pero pronto se percataron de que su misión, que era tratar de encontrar a los seis españoles que continúan desaparecidos, “era casi imposible, inabarcable para cualquier equipo de rescate, de hecho trabajamos con los italianos que opinaban lo mismo”, cuenta. “Descorazonados” abandonaron la búsqueda. Garijo habló personalmente con todas las familias de los desaparecidos y trató de explicarles la situación.

Aspecto de una de las pequeñas poblaciones del Valle de Langtang (Nepal) tras el terremoto del 25 de abril
Aspecto de una de las pequeñas poblaciones del Valle de Langtang (Nepal) tras el terremoto del 25 de abril

“Aquí se ha caído un glaciar y estamos hablando de las montañas más grandes del mundo”, relata. “La magnitud de la catástrofe es inabarcable, estamos hablando de una avalancha de hielo, nieve, barro, piedras, y todo lo que ha podido arrastrar y esto es Nepal, no España”.

Los pocos pobladores locales que quedan son los que realmente están desarrollando la búsqueda. “Separan los cuerpos de los nepalíes de los de los extranjeros. Los primeros los incineran, los segundos los ponen en manos de las autoridades del país cuando llegan, todo es muy complicado”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El equipo de la policía científica española sigue allí junto a un agregado del Ministerio del Interior, para las necroidentificaciones de los cuerpos. Fuentes policiales confirmaron que afortunadamente no habían sufrido daños y se encontraban a salvo tras el segundo terremoto.

Más información
Un terremoto de magnitud 7,3 sacude la zona más castigada de Nepal
“Cada día tenemos menos esperanza”
El caos en Nepal dificulta la repatriación de la española fallecida

Sobre la firma

Patricia Ortega Dolz

Es reportera de EL PAÍS desde 2001, especializada en Interior (Seguridad, Sucesos y Terrorismo). Ha desarrollado su carrera en este diario en distintas secciones: Local, Nacional, Domingo, o Revista, cultivando principalmente el género del Reportaje, ahora también audiovisual. Ha vivido en Nueva York y Shanghai y es autora de "Madrid en 20 vinos".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS