Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Rusia viola los acuerdos de paz en el conflicto ucranio”

El secretario general de la OTAN cree que la guerra ha devuelto la incertidumbre a Europa

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN.
Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN.

La OTAN lleva tiempo inquieta por la ingente propaganda que despliega Rusia a raíz de la guerra de Ucrania. En un simbólico 8 de mayo, aniversario de la victoria sobre el nazismo, Jens Stoltenberg (Oslo, 1959) recibe a seis diarios europeos, entre ellos EL PAÍS, y traza un perfil ruso que en nada tiene que ver con el país que combatió contra la Alemania nazi. “Por supuesto, honramos los grandes sacrificios que la Unión Soviética hizo en la lucha contra el nazismo. Pero eso no justifica el comportamiento de Rusia hoy. Porque hemos visto que la incertidumbre ha regresado a Europa”, lanza Stoltenberg, a modo de introducción.

Más allá de la llamada amenaza rusa, la conversación incide en el otro gran foco de turbulencias mundiales: la inestabilidad en la vecindad sur, con Libia como máximo exponente. Pese a la magnitud del desafío, la Alianza Atlántica ofrece muchas menos respuestas en este terreno.

Pregunta. ¿Cuál cree que es la intención de Putin en el escenario pos-Minsk? ¿Una mayor presencia en Ucrania?

Respuesta. Los acuerdos de Minsk son la mejor base para una paz negociada, pero hemos visto violaciones y también un mayor número de muertes por esas violaciones del pacto. Rusia tiene especial responsabilidad porque continúa apoyando a los separatistas con equipos avanzados, sistemas de defensa aérea, tanques... También tienen fuerzas en el este de Ucrania que ayudan a los separatistas. Todo eso transgrede Minsk y mina los esfuerzos para una solución política negociada.

P. ¿Cree que Putin podría intentar abrir un corredor por Ucrania para tener acceso directo hasta Crimea?

R. Hay que recordar que el caso del este de Ucrania es muy serio porque representa un modelo. Lo hemos visto en Moldavia, donde Rusia tiene tropas, y en Georgia. Ahora se han anexionado ilegalmente Crimea y desestabilizado Ucrania. Siempre es difícil especular con lo que ocurrirá, pero vemos lo que Rusia ha hecho hasta ahora. Han invertido mucho en defensa y tienen capacidad. Tenemos que responder cuando vemos ese comportamiento. Y es exactamente lo que está haciendo la OTAN. La incertidumbre en Europa ha aumentado, la confianza ha disminuido y tenemos que aumentar nuestra presencia militar.

P. La Alianza ha suspendido la cooperación con Rusia, pero ha querido mantener el diálogo político. ¿Existe alguna línea de seguridad entre Europa y Moscú?

R. Hemos mantenido abiertos los canales para el contacto militar y estamos examinando procedimientos internos para asegurarnos de que funcionan. Porque el riesgo de malentendidos, de situaciones que pueden quedar fuera de control, ha aumentado.

P. ¿Y esos canales han permitido reducir los incidentes de aviones rusos que se acercan al espacio aéreo aliado?

R. Es verdad que hemos visto un incremento del riesgo, más actividad rusa en el aire, y estamos respondiendo: ahora tenemos cuatro veces más aviones de vigilancia en el Báltico. Hasta ahora no ha habido accidentes, pero sí situaciones que las autoridades de aviación civil han descrito como arriesgadas.

P. Respecto a la situación en Libia, ¿contempla algún papel de la OTAN en este terreno?

R. Estamos dispuestos a ayudar a Libia a construir sus capacidades militares cuando la situación de seguridad lo permita, no ahora mismo. En lo que se refiere a la tragedia de los inmigrantes, apoyo el trabajo que la UE está haciendo ante el Consejo de Seguridad de la ONU para su misión en el Mediterráneo, pero nadie ha pedido que la OTAN actúe, en parte porque es una cuestión de control de fronteras e inmigración.

P. Pero el problema libio va más allá de eso. Está también la amenaza del Estado Islámico.

R. Es cierto que es mucho más que un problema de control de fronteras. Ahí se enmarca el modelo más amplio que la Alianza está desarrollando para estabilizar países, para ayudarlos a modernizar sus Ejércitos de manera que puedan responsabilizarse ellos mismos. Hemos empezado a hacerlo con Irak, con Jordania...

P. Lleva tiempo anunciando esa misión de ayuda al Ejército iraquí, pero no acaba de lanzarse.

R. Espero que podamos tomar la decisión en la reunión de ministros de Defensa que celebraremos en junio.

Más información