Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina deja sin contar el 15% de los votos de Santa Fe

En una elección en la que los conservadores vencieron por 5.000 votos, esos 254.000 pueden cambiar el resultado de forma radical

Elecciones Argentina Santa Fe
El candidato conservador Mauricio Macri en Santa Fe. AFP

El pasado domingo en las elecciones de la provincia de Santa Fe, la tercera en población de Argentina, votaron 1.694.000 personas, pero en el recuento provisorio las autoridades locales dejaron sin contar 254.000 sufragios, el 15% del total. En una elección en la que la conservadora Propuesta Republicana (PRO), del candidato presidencial Mauricio Macri, venció por solo 5.000 votos al Frente Progresista, que gobierna Santa Fe con el Partido Socialista a la cabeza, esos 254.000 votos pueden cambiar el resultado de forma radical.

El escándalo sobre la falta de escrutinio de semejante cantidad de papeletas estalló este martes y cuatro partidos, tres opositores al socialismo y otro aliado, denunciaron presuntas irregularidades. Allí se apuntaron PRO, el kirchnerista Frente para la Victoria, el trotskista Partido Obrero y el socio del socialismo en el Frente Progresista, la centrista Unión Cívica Radical (UCR).

"No hubo irregularidades en el escrutinio provisorio. Reconocemos que hubo algún defecto en la comunicación de las mesas (electorales) informadas, pero no hay ninguna irregularidad", se defendió Juan Lewis, el ministro de Justicia de Santa Fe, una provincia rica en agricultura pero azotada por la creciente violencia del narcotráfico en Rosario, la ciudad del Che Guevara y Lionel Messi. El jefe de Gabinete de Ministros de Cristina Fernández de Kirchner, Aníbal Fernández, pidió explicaciones al Gobierno socialista de Santa Fe por porque hay mesas "donde el Frente para la Victoria tiene cero votos".

Las elecciones eran primarias para elegir los candidatos a gobernador provincial, entre otros cargos, pero todos los partidos y todos los ciudadanos tenían la obligación de participar. PRO logró un inédito triunfo con el 32,2% de los votos, frente al 31,2% del Frente Progresista, que a su vez estaba compuesto por un 22,4% del candidato socialista y el 9,3% del vencido postulante radical. El kirchnerismo quedó tercero con el 21,8%. La victoria de PRO fortalece la candidatura presidencial de su líder, Macri, empresario, expresidente de Boca Juniors y actual alcalde de Buenos Aires. En octubre próximo se vota al sucesor de Kirchner, aunque en agosto se celebran primarias de asistencia obligatoria.

"Temíamos porque había información de que podía pasar algo raro", se quejó el candidato a gobernador de la derecha, el actor cómico y diputado Miguel del Sel. También protestó el derrotado candidato radical del Frente Progresista, Mario Barletta, contra sus aliados del Partido Socialista de Santa Fe: "Han hecho un zafarrancho. Si fuera gobernador, ya hubiera pedido dos renuncias por lo menos. No 'podés' decir que está el 100% de los resultados y al día siguiente decir que faltan 800 mesas". El radicalismo es socio minoritario del socialismo en la coalición gobernante de Santa Fe desde 2007, pero para los comicios nacionales de Argentina se ha aliado a PRO. Quizá por eso Barletta ha reconocido que no todos sus votantes apoyarán al candidato socialista a gobernador en las elecciones definitivas de junio próximo. En tanto, el Partido Socialista, de poco peso en el nivel nacional, apoya la candidatura presidencial de la progresista Margarita Stolbizer, que marcha en las encuestas muy por detrás del kirchnerista moderado Daniel Scioli, el conservador Macri y el peronista opositor Sergio Massa.