Farage propone “liberar” Reino Unido del control de la Unión Europea

"No hay una tercera vía. No hay negociación que valga con Bruselas", afirma el líder del UKIP en la presentación del programa de su partido para las elecciones del 7 de mayo

El líder del partido británico UKIP, Nigel Farage, este miércoles en Londres.
El líder del partido británico UKIP, Nigel Farage, este miércoles en Londres.ADRIAN DENNIS (AFP)

El líder del eurófobo UKIP británico, Nigel Farage, ha presentado este miércoles su manifiesto para las elecciones del 7 de mayo con la principal promesa de "liberar" el Reino Unido con un referéndum que posibilite la salida de la Unión Europea (UE).

Según Farage, no vale la pena negociar con Bruselas antes de celebrar esa consulta para tratar de conseguir una repatriación de competencias, como proponen los conservadores de David Cameron, sino que el referéndum debe ser la prioridad del próximo Gobierno. "Somos el único partido en estas elecciones que dice que quiere un acuerdo comercial con Europa, que queremos ser buenos vecinos de nuestros amigos europeos, y buscamos desesperadamente un referéndum para poder liberar a este país de la unión política", ha declarado. "No hay una tercera vía. No hay negociación que valga con Bruselas. Nuestra posición es perfectamente clara: queremos recuperar nuestro país", ha afirmado

Más información
El ‘ejército popular’ de UKIP acude en auxilio de un líder que se tambalea
David Cameron promete facilitar el acceso a la compra de viviendas
Miliband vira hacia el centro y promete responsabilidad fiscal
El Partido Liberal Demócrata se ofrece como la llave “contra el extremismo”

La celebración inmediata de esa consulta será pues una de las condiciones del UKIP para apoyar a un posible gobierno minoritario resultante de los próximos comicios, que, según los sondeos, ganaran los tories o los laboristas pero sin mayoría absoluta. Además del referéndum sobre la pertenencia a la UE, el UKIP propone restringir la inmigración a unas 30.000 personas al año —de más de 200.000 actualmente— y limitar el acceso de los inmigrantes a las prestaciones sociales.

El partido aboga por "una revolución de impuestos bajos", y elevaría a 13.000 libras anuales (18.000 euros) el umbral de pago del impuesto sobre la renta y a 55.000 libras (75.900 euros) la base impositiva intermedia del 40%. También quiere ahorrar 32.000 millones de libras (unos 44.200 millones de euros) en la próxima legislatura con la reducción de la ayuda exterior y las contribuciones a Escocia y la UE, y la eliminación de proyectos como un tren de alta velocidad nacional.

El UKIP aumentaría la inversión en defensa por encima del objetivo de la OTAN del 2% del PIB y eximiría de impuestos a los miembros de las Fuerzas Armadas, al tiempo que aumentaría en 3.000 millones de libras anuales (4.100 millones de euros) la inversión en el sistema nacional de salud.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Por el sistema político del Reino Unido, mayoritario uninominal —gana en cada circunscripción el candidato con más votos—, el UKIP no tiene posibilidades de ganar las elecciones, pero podría ser un partido importante a la hora de pactar para formar gobierno, en especial con los conservadores.

Las últimas encuestas sitúan a conservadores y laboristas muy igualados con alrededor del 34% del voto —ninguno obtendría una mayoría absoluta—, seguidos del UKIP de Farage, con un 14%, los liberaldemócratas, con un 9%, y los Verdes, con un 6%.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS