Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OTAN intercepta aviones rusos cerca del espacio europeo

Rusia ha multiplicado ese tipo de maniobras arriesgadas desde la crisis ucrania

El presidente ruso, Vladímir Putin, en un concierto por el primer aniversario de la anexión rusa de Crimea, en Moscú.
El presidente ruso, Vladímir Putin, en un concierto por el primer aniversario de la anexión rusa de Crimea, en Moscú. EFE

La OTAN ha vuelto a detectar la presencia de aviones de guerra rusos muy cerca de territorio europeo. Estonia interceptó en la noche del martes un grupo de cazas que se aproximaban al Báltico sin haber comunicado sus planes de vuelo. Se trata de una exhibición de fuerza de la que Rusia ha hecho un uso frecuente desde que estalló la crisis ucrania. El incidente se prolongó durante dos horas y media y concluyó con la retirada de los aparatos rusos hacia el espacio aéreo de Kaliningrado —territorio ruso enclavado en la UE—, según explica un portavoz de la Alianza.

Salvo el avión que lideraba la marcha, el resto de aparatos rusos llevaban apagados los dispositivos que permiten detectarlos, una situación peligrosa porque ni los aviones comerciales ni los militares son conscientes de que por esa ruta transita un caza. Los mandos que coordinan la vigilancia del Báltico, una misión de la OTAN reforzada desde la confrontación con Rusia, ordenaron identificar a los aviones, que aparecieron en el radar sobre las 20.00 y entonces se dirigieron hacia Kaliningrado. La misión concluyó a las 22.30.

Con motivo del aniversario de la anexión de Crimea, Rusia está realizando importantes ejercicios militares en la zona con despliegues de tropas, barcos y aviones de guerra. Tanto en el incidente del martes como en muchos otros ocurridos en el último año, los cazas rusos no llegan a entrar en el espacio aéreo de la OTAN, pero se sitúan muy cerca y obligan a maniobras arriesgadas. Las autoridades suecas y danesas presentaron el año pasado quejas formales porque uno de esos aparatos estuvo cerca de colisionar con uno que efectuaba un vuelo comercial. Un caza noruego sufrió un altercado similar.

La Alianza contabilizó 144 episodios de este tipo el año pasado, de los que ocho se saldaron con una violación del espacio aéreo aliado. En 2005 solo eran 31. El portavoz del mando supremo militar para Europa consultado por este diario rechaza cifrar los aviones implicados en la maniobra del martes, pero las autoridades lituanas, que participaron junto a las estonias en la identificación, hablan de ocho aviones de guerra y tres de transporte militar, según informa Reuters.