Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ASESINATO DE UN OPOSITOR RUSO

Moscú ve en la muerte de Nemtsov un “intento de desestabilización”

Putin promete a la madre del líder opositor asesinado que castigará a los asesinos

FOTO: REUTERS | VÍDEO: ATLAS

Miles de ciudadanos rusos rindieron ayer homenaje de forma espontánea al líder opositor Borís Nemtsov, asesinado en la noche del viernes al sábado, depositando flores en el lugar a orillas del río Moscova en el que fue tiroteado. El presidente ruso, Vladímir Putin, prometió a la madre de Nemtsov, Dina Eidman, que se hará “todo lo posible” para que los responsables de su muerte sean castigados, según el contenido de un mensaje de condolencias enviado por el Kremlin. Los investigadores informaron de que seguían varias pistas, incluida la de un asesinato planificado por la oposición para lograr más apoyos contra el Kremlin. Estados Unidos y la Unión Europea reclamaron una investigación transparente.

Las pesquisas que está realizando la policía en relación al brutal asesinato  no han dado ningún resultado de momento. El Kremlin calificó el crimen de "monstruoso", mientras políticos e investigadores presentaban todo tipo de versiones sobre las fuerzas que pueden estar detrás de los sicarios que dispararon seis balazos contra el carismático político.  Después de cenar con una joven en la galería GUM, los grandes almacenes ubicados en la Plaza Roja, frente al Kremlin, Nemstov y su acompañante se encaminaron por la bajada de la catedral de San Basilio y siguieron por el Gran Puerto del Moscova, donde a los pocos metros un auto blanco los alcanzó, se detuvo y un desconocido disparó por la espalda seis balazos contra el opositor, cuatro de los cuales dieron en el blanco.

La muerte fue rápida: una de las balas entró por el cuello y llegó al cerebro, otra dio en los pulmones, una tercera en el corazón y la cuarta en el hígado. Anna Durítskaya, la joven modelo de 23 años que según informaciones no oficiales iba junto a Nemtsov, resultó ilesa milagrosamente.

Durítskaya, que es ucrania, fue interrogada durante largas horas por la policía por ser considerada entonces como única testigo del asesinato. Los investigadores han estudiado las grabaciones de las cámaras de vigilancia que hay en el corto camino recorrido por la pareja y fue así como determinaron que los sicarios iban en un coche de color blanco, aparentemente de la marca Ford.

La policía ha registrado asimismo el piso de Nemtsov –ubicado a escasos minutos del lugar del asesinato y el lugar hacia el que presuntamente se dirigía la pareja- y ha incautado tanto diversos documentos como el disco duro del ordenador con la esperanza de encontrar pistas que permitan dilucidar el crimen.

El Comité de Investigaciones presupone que Nemtsov era seguido y que su asesinato fue organizado de antemano. Valdímir Markin, portavoz del citado organismo, dijo que se estaba trabajando en diversas versiones sobre los motivos del crimen.

"Puede que se trate de una provocación con el fin de desestabilizar la situación política en el país", pero también puede haber "una pista islámica extremista", ya que "Nemtsov recibió amenazas por su posición ante la masacre de los periodistas de Charlie Hebdo en París", señaló Markin. Tampoco se descarta que el asesinato esté relacionado con "el conflicto ucranio", pues "no es un secreto para nadie que en los dos bandos enfrentados hay personajes muy radicales que no se subordinan a ninguna autoridad".

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha prometido a la madre de Nemtsov, Dina Eidman, que se hará "todo lo posible" para que los responsables de su muerte serán castigados, según el contenido de un mensaje de condolencias enviado por el Kremlin.

Entre los políticos predominan las teorías conspirativas: mientras unos, como el presidente del partido Opción Democrática Vladímir Mílov, acusan directamente al actual régimen de estar detrás del asesinato, otros, como el diputado Alexandr Jisntein, sostiene que puede ser cualquiera, a excepción del Kremlin, pues es al que menos conviene semejante crimen en estos momentos. No falta quien piensa que todo ha sido provocado por un lío de faldas.

La muerte de Nemtsov ha motivado la suspensión de la manifestación anticrisis que la oposición tenía planeada para el domingo y que debía celebrarse en los suburbios de la capital rusa. En su lugar, los correligionarios del político asesinado propusieron organizar una marcha fúnebre, a lo que en un principio las autoridades capitalinas respondieron diciendo que, según la ley, era demasiado tarde para cambiar el mitin por un acto recordatorio en el centro de Moscú. Sin embargo, después, aparentemente siguiendo instrucciones del Kremlin, el ayuntamiento dio permiso para una marcha de homenaje a Nemtsov con un máximo de 50.000 participantes que comenzará a las tres de la tarde del domingo en el callejón Kitaigorodski y concluirá en el lugar del crimen. El funeral se celebrará el próximo martes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información