Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas extiende la operación Tritón ante la llegada masiva de inmigrantes

La Comisión Europea anuncia una ampliación de los canales legales para acceder a Europa

Un grupo de inmigrantes rescatados en el sur de Italia por la operación Tritón esperan para desembarcar.
Un grupo de inmigrantes rescatados en el sur de Italia por la operación Tritón esperan para desembarcar. AFP

El desmoronamiento de Libia y la creciente inestabilidad que vive toda la región dispara el número de inmigrantes que tratan de huir del caos. Como respuesta a esa situación, la Comisión Europea ha extendido la misión de vigilancia marítima Tritón, vigente desde noviembre del año pasado para ayudar a Italia en el control de su frontera marítima del sur. En los últimos días, Italia ha rescatado en sus costas a tantos náufragos como en todo el mes de enero, lo que da una idea de la rapidez con que se agrava la situación.

Bruselas ha tardado varios días en ofrecer alguna medida concreta a este drama. El comisario de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, ha anunciado esta mañana una ampliación de Tritón, que en principio expiraba a principios de este año, al menos hasta diciembre. “Extendemos la operación Tritón y aumentaremos sus recursos si es lo que necesita Italia”, ha prometido Avramopoulos. Hasta el momento, se trata de un proyecto modesto, desarrollado por Frontex, la agencia europea de vigilancia de fronteras. La operación dispone de un máximo de tres millones de euros al mes para financiar el despliegue de 12 equipos (aviones, helicópteros, barcos y personal de asistencia a los inmigrantes) en un radio poco superior a los 48 kilómetros al sur de Italia.

Además de prolongar la misión europea, mucho menos ambiciosa que Mare Nostrum, comandada por Italia con el objetivo primordial de salvar vidas en el caso de Tritón el salvamento se produce solo en caso de necesidad, el Ejecutivo comunitario ha concedido 13,7 millones de euros de emergencia a Italia para que haga frente “al elevado influjo de demandantes de asilo y mejorar la situación sobre el terreno”, según la Comisión. En lo que va de año, las fuerzas italianas y europeas han salvado ya a 5.600 inmigrantes, un 50% más que en el mismo periodo del año anterior.

Pese a estos esfuerzos, el comisario es consciente de que lo acordado representa poco más que una solución parcial. “Europa tiene que gestionar la inmigración de forma mucho más eficaz; tenemos que hacer mucho más”, ha asegurado Avramopoulos, que prepara una propuesta integral para cambiar la política migratoria en Europa. El primer debate entre los comisarios se producirá a principios de marzo.

Uno de los elementos más destacados de esa propuesta, aún por concretar, afectará a las vías legales que la UE ofrece a los extranjeros como alternativa a las temerarias redes de traficantes. La Comisión pretende ampliar esos canales en cooperación con terceros países, de forma que quienes pretendan viajar a la UE especialmente los que aspiren a obtener el estatus de refugiado puedan solicitarlo sin salir de sus países. Se trata de una propuesta controvertida que en el pasado ha contado con el rechazo de muchos países miembros porque creen que multiplicaría las demandas de asilo.

Bruselas quiere, además, crear un marco europeo para gestionar de manera más homogénea la acogida de refugiados que huyen de sus países por crisis como la guerra de Siria. En la actualidad son pocos los países que aceptan recibir a estos extranjeros sin que tengan que embarcarse en la peligrosa ruta marítima que en muchas ocasiones los lleva a la muerte. Menos de la mitad de los 28 Estados miembros desarrollan estas políticas de acogida en origen, con continentes, además, muy modestos. “Esto constituirá un paso adelante para asegurarnos de que los países realmente comparten responsabilidades en esta materia”, ha confiado Avramopoulos.