Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina se prepara para una multitudinaria marcha por Nisman

Seis fiscales convocan la polémica concentración a un mes de la muerte de su colega

Varios jueces y numerosas asociaciones se adhieren entre las críticas del kirchnerismo

Un equipo de investigadores, en la casa del fiscal Nisman.
Un equipo de investigadores, en la casa del fiscal Nisman. REUTERS

Un grupo de seis fiscales, varios de los cuales investigan presuntos delitos de funcionarios kirchneristas, han convocado para este miércoles a una marcha en silencio en la que recordarán al fallecido Alberto Nisman, cuando se cumple un mes de su misteriosa muerte. Algunos jueces, incluida la exesposa de Nisman, y ocho de los principales candidatos presidenciales opositores para las elecciones primarias de agosto próximo también se manifestarán. La Policía Metropolitana de Buenos Aires, que depende del alcalde y aspirante conservador a la presidencia argentina, Mauricio Macri, ha preparado un operativo de seguridad para una concentración de casi 300.000 personas. En el resto del país y en numerosas ciudades del mundo también habrá marchas.

La presidenta de Argentina, la peronista Cristina Fernández de Kirchner, y sus funcionarios han criticado la manifestación. Nisman había denunciado cuatro días antes de su muerte a la jefa de Estado por presunto encubrimiento de los supuestos autores iraníes del atentando que en 1994 mató en Buenos Aires a 85 personas en la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en lo que constituyó el peor ataque del terrorismo islámico en la historia latinoamericana.

Los seis fiscales convocantes han pedido que los manifestantes eviten ofensas contra el Gobierno o consignas partidistas. Plantean tres lemas para la marcha: qué le pasó a Nisman, qué pasó con la AMIA y por qué no hay justicia. El atentado de hace 21 años sigue impune. Tampoco se sabe aún si el fiscal que lo investigaba desde 2004 se suicidó o quién lo mató.

Ocho de los principales candidatos presidenciales de la oposición marchan por el fiscal Nisman

Varios jueces, políticos opositores, las dos principales entidades de judíos argentinos –los séptimos más numerosos del mundo- y una comisión laica ligada al Episcopado se adhirieron a la marcha. También lo hizo la aristocrática Sociedad Rural y dos de las tres centrales sindicales opositoras.

A último momento ha confirmado su presencia también la exesposa de Nisman, la juez Sandra Arroyo Salgado, y las dos hijas de ambos, de siete y 15 años. Irán para “rendir reconocimiento a la persona que fue y al funcionario de incondicional y valiente entrega al trabajo”.

Otros jueces y fiscales han rechazado la manifestación. Algunos parientes de Nisman dijeron que su homenaje reside en colaborar con su investigación. También se oponen sacerdotes tercermundistas y familiares de víctimas del atentado contra la AMIA.

Algunos de esos parientes visitaron este miércoles en el Vaticano al papa Francisco para pedir que mediara ante Irán e Israel para que los acusados del ataque declaren ante la justicia argentina. El pontífice prometió ayudarlos. Ellos aclararon que no rechazaban la manifestación por Nisman, pero sí a los fiscales que la convocaron: "Ellos no tienen autoridad moral porque no cumplieron con las víctimas. Están denunciados por la mala manera en que llevaron todo lo concerniente al atentado".

“Nos quedamos con el canto, con la alegría. A ellos les dejamos el silencio”, criticó Fernández la protesta. “Siempre les gustó el silencio. ¿Saben por qué? Porque no tienen nada que decir o porque no pueden decir lo que piensan”, añadió la presidenta. El kirchnerismo acusa a los fiscales organizadores de la protesta de estar vinculados con el servicio de inteligencia que el Gobierno pretende ahora reformar.

También están los que critican por igual a Fernández y a los que marcharán este miércoles. Son quienes reprochan a Nisman y al Gobierno por la falta de avances en la investigación del atentado contra la AMIA, pero también reclaman el esclarecimiento de la muerte del fiscal. Son dirigentes políticos de izquierda, sindicales y de derechos humanos que marcharon aparte hace dos semanas. Entre ellos, el Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, que desistió de manifestarse este miércoles: “Me parece bien que los fiscales recuerden a un colega que murió y porque no se sabe cómo habrá seguridad para ellos, pero detrás de esta marcha se suma un montón de oportunistas políticos que jamás defendieron los derechos humanos”. Pérez Esquivel, que ganó el Nobel por su lucha contra la última dictadura militar (1976-1983), también criticó a Fernández: "Estamos en un momento muy difícil en el país, con mucho dolor, tristeza y desconcierto en la población. Hay que tener mucho cuidado, más una jefa de Estado, que tiene que traer calma y no seguir con esta política de confrontación permanente”.

Entre los candidatos presidenciales que marcharán desde el Congreso argentino hasta la Plaza de Mayo figuran el alcalde Macri y su nueva aliada Elisa Carrió, los peronistas opositores Sergio Massa y José Manuel de la Sota, los radicales (centristas) Julio Cobos y Ernesto Sanz, el socialista Hermes Binner y el progresista Fernando Pino Solanas. Una encuesta de la consultora Fara indica que los cuatro principales candidatos kirchneristas para las primarias suman el 27,9% de los votos, con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli (20%), el menos oficialista de todos ellos, a la cabeza. En la fragmentada oposición están Massa con el 24% frente al 19% de Macri y el 1,4% de Carrió, que juntos suman así el 20,4%. Cobos (3,8%), Binner (3,5%), Sanz (0,5%) y Solanas (con un porcentaje aún menor) integran una coalición de centroizquierda al borde de la desaparición porque muchos radicales prefieren aliarse con Massa o Macri. De la Sota va por libre con un 1,7%, el trotskita Jorge Altamira suma el 2% y otros candidatos (incluidos otros tres kirchneristas), el 2,6%.

Más información