Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Multitudinaria protesta en Chechenia por las viñetas de Mahoma

El líder checheno insinúa que el atentado contra 'Charlie Hebdo' en París fue inspirado por los servicios secretos occidentales

Decenas de miles de personas protestaron en Grozni por las caricaturas de Mahoma. reuters-live

Centenares de miles de personas salieron a la calle en Grozni, la capital de Chechenia, en el norte del Cáucaso ruso, para participar en un impresionante mitin contra la publicación de caricaturas del profeta Mahoma. “Esta es una protesta contra los que intentan ofender los sentimientos religiosos de todos los musulmanes del mundo. Es una protesta contra los que avientan de forma consciente el fuego del odio religioso e interétnico”, dijo Ramzán Kadírov, el líder de Chechenia, dirigiéndose a la multitud concentrada en el centro de Grozni, junto a la mezquita dedicada a Ajmad-Jadzhi Kadírov, el asesinado padre del actual dirigente de aquella república de mayoría musulmana.

Cientos de universitarios se concentran en Teherán

ALI FALAHI, Teherán

Cientos de universitarios se han manifestado este lunes frente a la Embajada de Francia en Teherán convocados por la sección estudiantil del Basij (el movimiento de voluntarios islámicos) para protestar contra las caricaturas de Mahoma publicadas en la revista satírica francesa Charlie Hebdo. La cita, anunciada por los periódicos conservadores como Keyhan y promovida desde la televisión estatal, ha transcurrido sin incidentes.

Los manifestantes han coreado eslóganes como "Muerte a la Francia sionista", "Muerte a los blasfemos" o "Feliz enlace del EI con Charlie", en referencia al grupo terrorista Estado Islámico, y han pedido al Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán que envíe una carta de protesta formal a Francia. Keyhan ha calificado de “terrorismo” la publicación de las viñetas.

Esta manifestación se celebra después de que el viernes pasado las autoridades iraníes cancelaran una similar convocada tras las plegarias de mediodía, que hubiera coincidido con la presencia en París del ministro de Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, para entrevistarse con su homologo francés.

Kadírov se refirió al atentado contra la revista Charlie Hebdo en París e insinuó que el acto terrorista había sido inspirado por los servicios secretos occidentales. “Tras el incidente con las caricaturas pueden estar las autoridades y los servicios secretos de los países occidentales interesados en provocar un nuevo engrosamiento de las filas del Estado Islámico con miles de jóvenes engañados de todo el mundo”, afirmó. “En lugar de condenar a los que dispararon y a los que dieron motivo para ello con sus caricaturas, las autoridades de Francia organizaron un espectáculo callejero con consignas en apoyo de la arbitrariedad que conduce al derramamiento de sangre”, afirmó Kadirov.

El líder checheno criticó a los “periodistas y políticos europeos” que con “consignas falsas sobre la libertad de palabra y la democracia han proclamado la libertad para la grosería, la incultura y la ofensa a los sentimientos religiosos de cientos de millones de fieles”. “Gracias a la firme voluntad del presidente Vladímir Putin Rusia se opone hoy a los “fenómenos negativos que se han apoderado de Europa y otras regiones del planeta”, sentenció.

Y advirtió después que los musulmanes de Rusia no permitirán que “los utilicen para desestabilizar la situación en el país”. El mitin concluyó con una oración colectiva en plena calle. Los participantes portaban pancartas impresas con un número limitado de consignas, entre ellas, “Queremos al profeta”. En muchos casos, los lemas estaban escritos en inglés. Los canales de televisión estatales realizaron una exhaustiva cobertura del evento en directo desde Grozni.

La jornada había sido declarada festiva en Chechenia y al mitin, además de residentes en la república, que oficialmente tiene 1,3 millones de habitantes, acudieron también gentes llegadas ex profeso desde distintas zonas del Cáucaso y de más allá de la región. La multitud interrumpió varias veces a Kadírov invocando a Dios. “Alá es grande” fue también el clamor que recibió a los popes que en sotana con cruz al cuello intervinieron en nombre de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

Oficialmente, el mitin había sido convocado por los dignatarios musulmanes de Chechenia que contaban con el apoyo de la jerarquía musulmana de la Federación Rusa. Según estimaciones del ministerio del Interior de Rusia el evento reunió a 800.000 personas y según estimaciones de la BBC a 350.000. En el ministerio del Interior de Chechenia calcularon el número de asistentes en un millón.

El sábado pasado 20.000 personas participaron en un mitin del mismo carácter en Magaz, la capital administrativa de Ingushetia (territorio ruso vecino a Chechenia). Otra manifestación del mismo género se planea en Majashkalá, la capital de Daguestán, también en el Cáucaso Norte. En Moscú, sin embargo, las autoridades municipales han decidido no autorizar una concentración del mismo estilo solicitada por la comunidad musulmana.

En Rusia cerca de 20 millones de personas profesan el islam, que junto con la fe ortodoxa, el judaísmo y el budismo, el islam forma el conjunto de las religiones catalogadas oficialmente como “tradicionales” del país. Las acciones consideradas ofensivas para los sentimientos de los fieles pueden ser castigadas con hasta dos años de prisión.