Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo islamista ataca la base de la Unión Africana en Somalia

Tres soldados de la misión de paz y un civil han muerto por los disparos de los radicales

La base de la Misión para Somalia de la Unión Africana, en Mogadiscio.
La base de la Misión para Somalia de la Unión Africana, en Mogadiscio. AFP

Tres soldados de la Misión de la Unión Africana (UA) en Somalia y un contratista civil han muerto este jueves en un ataque del grupo islamista radical Al Shabab contra el cuartel general de la misión de paz, en Mogadiscio. Los radicales lograron infiltrarse en la base militar, cercana al aeropuerto de la capital y que se utiliza como centro de operaciones para todas las agencias de la ONU que trabajan en el país. Al Shabab ha reivindicado el ataque.

Diplomáticos occidentales que celebraban la Navidad en Mogadiscio, en el barrio cercano a la misión de paz, donde se encuentran también numerosas embajadas, fueron evacuados a búnkeres hasta que las autoridades consideraron la zona segura.

Los atacantes llegaron al cuartel a la hora de comer en tres vehículos, con identificaciones falsas y vestidos con el uniforme del ejercido somalí, según un comunicado de la misión de paz de la Unión Africana. Una vez dentro, comenzaron a disparar y a lanzar explosivos. Las fuerzas de la misión para Somalia de la UA respondieron al ataque durante 40 minutos. La UA asegura que en el choque cinco islamistas murieron y ha capturado otros tres.

A principios de mes, la explosión de un coche bomba causó al menos seis muertos en las inmediaciones del aeropuerto al paso de un convoy de las Naciones Unidas y el Gobierno somalí, aunque ninguno de sus ocupantes resultó herido. Estos también fueron reivindicados por Al Shabab, una milicia radical que pretende instalar un régimen islámico en Somalia

La milicia islamista y sigue muy activa a pesar de los continuos intentos del Gobierno somalí y de la comunidad internacional para acabar con ella. Además de la confrontación militar directa, de la que se encargan los 22.000 soldados de Burundi, Yibuti, Etiopía, Kenia y Uganda desplegados en el país, los esfuerzos de la ONU y de las autoridades de Somalia se centran en aspectos económicos y logísticos para mermar al grupo.

En octubre pasado, el presidente de Somalia, Hasan Sheij Mohamed, amplió dos meses el periodo de amnistía que su Gobierno puso en marcha para que todos los miembros de Al Shabab que lo desearan pudieran entregar las armas sin miedo a represalias.

Más información