Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel lanza su mayor operación en Gaza tras el conflicto del verano

El Ejército bombardeó la Franja y mató a un líder del brazo armado de Hamás

Un militar israelí, cerca del Kibbutz Mefalsim, al norte de Gaza, este 24 de diciembre Ampliar foto
Un militar israelí, cerca del Kibbutz Mefalsim, al norte de Gaza, este 24 de diciembre REUTERS

Al menos un palestino murió el miércoles y un israelí fue herido de gravedad en el mayor enfrentamiento en la frontera de Israel con la franja de Gaza desde el final de la guerra, el 26 de agosto. El incidente se produjo el miércoles cuando una patrulla del Ejército israelí fue atacada por un francotirador no identificado a la altura de la localidad de Jan Iunes, en la Franja. El Ejército respondió a la agresión con disparos de tanques y bombardeos aéreos. Fuentes palestinas anunciaron que estos ataques mataron a Tayseer Asmairi, de 47 años, dirigente del brazo armado de Hamás en el sur de Gaza y responsable de puntos de observación fronterizos.

El último incidente

  • Se produjo cuando una patrulla israelí vigilaba unas reparaciones en la valla fronteriza de Gaza.
  • Los soldados recibieron varias ráfagas de disparos desde Hirbet Hazaa, cerca del paso fronterizo de Kisufim. Un uniformado resultó herido.
  • El Ejército bombardeó la Franja. Dos proyectiles cayeron cerca de Jan Yunes y mataron a un miliciano.

El Ejército israelí confirmó que uno de sus soldados fue herido de gravedad en el pecho por los disparos y que ha sido hospitalizado. “Estamos listos para cualquier eventualidad, y no dejaremos sin responder los ataques contra nuestras fuerzas”, afirmó el jefe del Estado Mayor, Benny Ganz.

Mientras, Sami Abu Zuhri, el portavoz de Hamás, el grupo islamista que controla la franja de Gaza, afirmó que “fuerzas israelíes intentaron cruzar la frontera hacia el lado palestino, y eso exigió una respuesta”. “La responsable de estas tensiones es la [política de] ocupación”, añadió.

Esta escaramuza ha venido precedida de crecientes tensiones en las últimas semanas dentro de los territorios palestinos. El presidente Mahmud Abbas (de Fatah, que gobierna en Cisjordania) acusó a Hamas de estar detrás de más de una decena de bombardeos a sus altos oficiales en Gaza el mes pasado.

El viernes, uno de los grupos rebeldes que luchan por el poder en la Franja lanzó un cohete hacia territorio israelí. El Gobierno de Benjamín Netanyahu respondió con un bombardeo contra una fábrica de cemento que, según el Ejército, producía material para rehacer los túneles que utiliza Hamás en sus ataques y que fueron destruidos durante la operación Margen Protector del pasado verano, en la que murieron más de 2.100 palestinos y 73 israelíes, entre ellos 67 soldados.

Para los cerca de dos millones de habitantes de Gaza parece no haber alivio. El estado de sitio continúa. Israel admite sólo la salida de personas en caso de emergencias humanitarias. Funcionarios de Naciones Unidas afirman que sólo se ha entregado un 2% de los 100 millones de euros prometidos en asistencia internacional para la reconstrucción y rehabilitación de la Franja. Esta semana, Egipto abrió sus fronteras por primera vez desde octubre, y las mantuvo abiertas durante tres días, lo que provocó disturbios en los pasos, y aduanas donde se concentró una multitud con la esperanza de poder salir de Gaza.

Más información